La ex secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, encargó al excomisario José Manuel Villarejo en el año 2009 que investigara a Alejandro Pérez Rubalcaba, hermano del dirigente socialista y entonces ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, al que en el PP se señalaba como el cerebro tras las filtraciones que afectaban a la trama Gürtel.

Cospedal hizo el encargo a través de su marido, Ignacio López del Hierro, con el fin de encontrar debilidades en el entorno del socialista. Y fue el propio Villarejo quien propuso seguir la línea de investigación de su hermano, Alejandro, por estar presuntamente relacionado con la agencia catalana de detectives Método 3.

Así se pone de manifiesto en los audios que este lunes publica el digital Moncloa.com y que abundan en la reunión mantenida en la sede de Génova entre el polémico policía y la entonces secretaria general del Partido Popular, en la que también se encargó a Villarejo que centrara sus pesquisas en un hombre fuerte del propio PP: Javier Arenas.

López del Hierro y Villarejo hablan sobre Rubalcaba y su hermano ya el 20 de julio, un día antes de la publicada reunión con Cospedal en la sede del PP.

-Villarejo: El hermano de este, que es el que yo te he dicho, se junta con una pava de una empresa de detectives que se llama Método 3. De Barcelona, que ya ha investigado cosas del Canal y tal y cual. Entonces están todo el día en Pigmalión, borrachos con la dueña de esa agencia de detectives que es una argentina. Y le utilizan como si fuera un Juan Guerra de la vida. 

Villarejo se refiere en este audio al club de alterne Pigmalión, que más tarde, en su reunión con Cospedal, describirá como “un sitio de putas, muy afamado”. Pigmalión, situado en la calle del Pinar, 6, frente al Instituto de Empresa y la embajada de Nueva Zelanda en España, era además uno de los sitios más frecuentados por los principales responsables de la trama Gürtel, como Francisco Correa o Álvaro Pérez El Bigotes.

El excomisario define además al hermano de Rubalcaba “como a un Juan Guerra”, en referencia al hermano del exministro Alfonso Guerra, y deja entrever su presunta relación con María Teresa Fernández Lado, ‘Marita’, fundadora de la agencia Método 3. Asegura Villarejo que tanto el hermano de Rubalcaba como Marita utilizan su parentesco para hacer negocios amenazando constantemente con “llamar a Alfredo”. “Y eso a él le preocupa mucho”, defiende el comisario frente a López del Hierro, marido de Cospedal.

Rubalcaba, ‘un perfecto cabrón’

En esa misma conversación, López del Hierro le confiesa a Villarejo que en el PP sospechan de Rubalcaba como “instigador” de las filtraciones de Gürtel, una teoría que el policía no comparte. “Es un perfecto cabrón”, dice Villarejo de Rubalcaba, “pero es el más sensato”. “No lo veo”, continúa el policía analizando el rol de Rubalcaba como posible cerebro de la tormenta mediática, y asegura que sería “demasiado obvio”: “Él es más sutil, mucho más hijo de puta, más sibilino. Más vaticanista. Te levanta el brazo, te clava el estacazo y luego te baja el brazo para que no sangres”.

Al día siguiente, de nuevo junto a López del Hierro y antes de entrar a la reunión con Cospedal, vuelve a insistir en la misma idea y le define como “un genio de la estrategia”, pero “este tipo de ambientes a él no le gustan”. Apunta en su lugar a Antonio Camacho, entonces Secretario de Estado de Seguridad, y al que define como “mucho más talibán”. Además, asegura que Rubalcaba había ordenado una investigación interna “no pública ni un paripé” para investigar de donde estaban procediendo las filtraciones sobre Gürtel.

Posteriormente, ya durante la reunión con Cospedal, el asunto de Rubalcaba vuelve a ser tratado. Primero, por el manejo del ministro sobre los cuerpos policiales.

-Cospedal: Además ya hay gente de la Policía que está muy cabreada y la gente se le está rompiendo a él por dentro, porque a mi ya me llegan llamadas de todo el mundo.
-Villarejo: María Dolores, es de los ministros que peor feeling tiene con el gremio. El SUP, que es rojo, rojo, bermellón, no le quiere nada. Si pudieran le colgarían de los pulgares.

Después, sobre Juan Antonio González, entonces comisario general de Información, y su relación con el ministro socialista. Y posteriormente, ya sobre el hermano y su relación con Método 3.

-V: A Rubalcaba esto le ha jodido mucho, personalmente lo sé, que le ha jodido mucho. Y es más, él tiene ahora mismo, que no sé si íbamos a hablar, el hermano…
-C: Sí, te iba a  preguntar por una empresa de la que me han hablado
-V: Método 3.
-C: Sí.
-V: Una agencia de detectives de Barcelona.
-C: Me lo comentó Ignacio, pero a mi me habían hablado de ella por otro tema. Por eso te he preguntado por Granados y González.
-V: Esa empresa investigó un tema del Canal.
-C: Eso es lo que yo sabía. ¿Eso es así no?
-V: Eso es fetén.
-C: El espiado sabe que ha sido esa empresa.
-V: Es que esta empresa, la dueña es una argentina que es una choriza. Yo la conozco de hace ventitantos años, una choriza, una delincuente, argentina de estas, el marido cornudo…una joya, vamos. Y esta tipa se ha enrollado al hermano de Rubalcaba y va utilizándolo como si fuera Juan Guerra.
-C: Como introductor.
-V: No, no. Para todo. Como no me des el contrato de nosequé se lo digo al hermano de Rubalcaba, se lo digo a Rubalcaba. El otro llama a Rubalcaba, al hermano…la leche. Debe estar todas las noches en el Pigmalión, es un sitio de putas de aquí, muy afamado, y están allí tomando copas. Ella también, ella está allí pagando las copas.

En un último audio correspondiente a esa reunión, Villarejo vuelve a insistir en esa misma línea.

-V: Y ahora, yo lo sé porque hace como mes y pico coincidí en una entrega de despachos de comisarios y tal con Rubalcaba. Y en un aparte, como sabe que yo estoy en una empresa privada, me dijo: “Oye, mi hermano, échale una mano”. Y le dije: “Mano al cuello jajaja”. Él acojonado, y el hijoputa se fue a no se donde…pero está muy preocupado, y eso sí es un punto débil que podéis utilizar.

Rubalcaba y López del Hierro, esta vez ya sin Cospedal presente, retoman el tema el 21 de septiembre, cuando se produce el encargo propiamente dicho.

-LDH: Y el segundo tema es el del hermano de Rubalcaba con la chica esta y con la agencia esta, cómo se llama, Método 3.
-V: Sí, Método 3. Eso te lo había contado yo hace mucho tiempo, ¿te acuerdas?

Rastreo de llamadas y tarjetas

En esa misma reunión, Villarejo detalla cómo investigar este asunto, y acaba concluyendo que lo ideal sería conseguir el móvil de la fundadora de Método 3 y, a partir de ahí, comenzar a rastrear las llamadas que pueda haber intercambiado con Alejandro Pérez Rubalcaba. En este momento nombra al excomisario Florencio San Agapito, que durante décadas ejerció como jefe de Seguridad Corporativa de Telefónica y que ha sido detenido en varias ocasiones en el marco de operaciones anticorrupción.

-V: Hombre, ahora ya se habrán puesto como…Ahí, la única solución, que no veo fácil, es hacer un rastreo. Intentar con alguien de Telefónica, o no se qué teléfono tiene. La tipa esta de Método 3, yo puedo conseguir el número, el móvil que ella usa. Y a partir de ahí, yo es que con Floro, con Florencio San Agapito, si es Movistar, no tengo malas relaciones pero no me fio de él. Entonces es preferible que alguien de confianza del presi, porque eso lo maneja todo Floro, que él haga un rastreo discreto de las llamadas. Y a partir del rastreo de las llamadas tiene que salir las veces que se han llamado, si están liados mucho o poco…en determinados días…Y a partir de ahí hay que coger y hacer un…Yo en la medida de lo posible es la línea que voy a seguir. Esa y voy a ver las tarjetas…pero es que eso está con 20.000 lupas, entonces en el momento que me muevo un poco se me ve el plumero, entonces o se hace a nivel de mucha mucha confianza o…

En esa misma reunión el 21 de septiembre Villarejo insiste en que el tema del hermano a Rubalcaba “le preocupa mucho”, pero el tema queda ahí en sus conversaciones con López del Hierro. Sólo vuelven a referirse a ello de pasada en una conversación mantenida dos meses después, en el mes de noviembre.