PolíticaPERFIL

Ignacio López del Hierro, marido y recurrente flanco débil de Cospedal

logo
Ignacio López del Hierro, marido y recurrente flanco débil de Cospedal
María Dolores de Cospedal e Ignacio López del Hierro, juntos durante una corrida en Las Ventas.

María Dolores de Cospedal e Ignacio López del Hierro, juntos durante una corrida en Las Ventas. EFE

Resumen:

María Dolores de Cospedal e Ignacio López del Hierro siempre han custodiado con celo los detalles sobre su vida privada. Se casaron en el año 2009 en una finca de Toledo, en una ceremonia íntima de la que no se sabe demasiado. Tampoco hay coincidencia en las versiones sobre cómo se conocieron. Algunas crónicas sostienen que lo hicieron en Estrasburgo en el año 2004; otras que su amistad data de mucho antes. Sea como fuere, hace ya casi una década que el marido de Cospedal se ha convertido en arma arrojadiza política contra la ex secretaria general del Partido Popular.

El veterano empresario, 19 años mayor que su esposa, ha sido el hombre que más cerca ha estado en España de convertirse en “primer caballero”. Y el escrutinio al que se le ha sometido es del máximo nivel. La publicación de los audios en los que departe con el excomisario José Manuel Villarejo sobre la investigación de la trama Gürtel no es la primera polémica que le afecta.

Muchas crónicas sitúan el origen del duelo entre Cospedal y Santamaría en el intento de López del Hierro de acceder a REE en 2012

Su nombre resonó especialmente en el año 2012, poco después de la llegada del Partido Popular al Gobierno, cuando se le propuso para el consejo de Red Eléctrica Española, a razón de 180.000 euros por 12 reuniones al año. El asunto generó escándalo, hasta el punto de que López del Hierro tuvo que renunciar al puesto. En esto sí coinciden las crónicas: María Dolores de Cospedal vio detrás de la operación mediática la mano de Soraya Sáenz de Santamaría y desde entonces la relación entre las dos mujeres más poderosas del PP se enconó definitivamente.

Cospedal ha tenido que sacar la cara por su polémico marido incluso en el Congreso. Fue en mayo de este año, cuando la aún ministra de Defensa y secretaria general del PP compareció en la comisión que investiga la presunta financiación irregular del Partido Popular. Los diputados, pero en especial Gabriel Rufián y el portavoz de Podemos, Txema Garrido, cuestionaron insistentemente a Cospedal por el rol de su marido en las donaciones que posibilitaron la existencia de una Caja B en Génova, 13.

‘Hay muchos López Hierro’

Lo cierto es que en los famosos papeles de Bárcenas hay varios apuntes a nombre de “L. Hierro”, “López Hierro” o “LdH”. Pero Ignacio López del Hierro ha negado siempre que le correspondan a él y los investigadores de la UDEF nunca se los han imputado. De hecho anunció una querella contra Álvaro Pérez El Bigotes cuando este último compareció en el Congreso y le identificó junto a Ángel Piñeiro como “uno de los atizantes” de la contabilidad paralela. “Son de los que vienen a soltar el mondongo, y los medios chitón”, le acusó Pérez en sede parlamentaria.

Cuando a Cospedal le tocó el turno de comparecer, también negó que su marido apareciera en los papeles de Bárcenas -“hay muchos López Hierro”- y que, en cualquier caso, los apuntes a los que se referían los diputados están fechados mucho antes de que se conocieran. Pese a todo, no dudó en atacar el “machismo asqueroso” de quienes utilizaban a su marido para atacarle a ella. El siempre polémico Rufián respondió al incendio con más leña: “Su trayectoria política no merece que, por amor, haga un Cristina de Borbón o un Ana Mato”.

Los audios publicados este lunes, en los que López del Hierro comenta con Villarejo los avances de la investigación de Gürtel y las derivadas para el PP, incluyen menciones a Dolores de Cospedal que no invitan a pensar que la política popular desconociera los contactos de su pareja con el excomisario. La exministra se ha defendido asegurando que las grabaciones “no aportan nada” y que sólo tratan de encubrir la relación de Villarejo con la titular socialista de Justicia, Dolores Delgado.

Pasado político

La batalla política no le sonará ajena a López del Hierro, que estuvo en la arena durante años. Nacido en Sevilla, se trasladó a Madrid para estudiar la carrera de Económicas y allí empezó a simpatizar con el Partido Liberal Demócrata antes de incorporarse a la UCD de Adolfo Suárez, con la que se convirtió en gobernador civil de Toledo en 1977, con sólo 29 años. Ocupó el cargo durante cerca de dos años antes de volver a Sevilla, donde desempeñó el mismo puesto durante cuatro meses.

Saltó a tiempo del barco a la deriva de la UCD y se camufló en el círculo íntimo del socialista José Rodríguez de la Borbolla, futuro presidente autonómico. Presidió varias filiales al calor de la Junta de Andalucía e incluso el consorcio público Soprea, trampolín ideal para dar el salto al negocio privado. Hizo fortuna en el sector inmobiliario y se hizo hombre indispensable en Metrovacesa durante los años de oro de la burbuja.

El episodio de Liberbank

Ya cerca de Cospedal, López del Hierro consiguió entrar en 2007 en el consejo de Caja Castilla-La Mancha (CCM). Siempre defendió que consiguió la plaza por sus méritos y no por los de su pareja, que entonces escalaba imparable hacia la presidencia autonómica que conseguiría años más tarde. El paso por CCM fue el mayor borrón de su vida: la entidad acabó quebrada, intervenida por el Banco de España y posteriormente integrada en Liberbank. Quiso el destino que López del Hierro acabase cobrando como asesor, precisamente, de Liberbank. Para sospecha de la Audiencia Nacional, que abrió unas diligencias por indicios de infracción penal finalmente archivadas en 2014.

A día de hoy, pese a haber mantenido relación contractual con más de 30 empresas durante su carrera, el empresario sigue siendo administrador único de su sociedad Hilo de Inversiones S.L, y consejero de Iberdrola y Société Générale.