Política

La oposición fuerza a Barkos a la integración de guardias civiles en la Policía foral

UPN, PSN, PP y Podemos facilitan que la ley de policía foral incorpore una "pasarela" para integrar agentes cuando la policía navarra asuma en exclusiva la competencia de tráfico.

logo
La oposición fuerza a Barkos a la integración de guardias civiles en la Policía foral
Imagen del dispositivo en Alsasua.

Imagen del dispositivo en Alsasua. EFE

Resumen:

El Gobierno de Uxue Barkos en Navarra recibió a última hora de ayer, tras una larga sesión de la Cámara foral, un revés inesperado que le obligará a facilitar la integración de los guardias civiles en la Policía foral cuando se complete la asunción de la competencia de tráfico que ahora ejerce la Benemérita.

Una enmienda de UPN y PSN, apoyada por el PP y que contó con la abstención de Podemos-Orain-Bai, desactivó el rechazo del tres de los integrantes del cuatripartito –EH Bildu, Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra- que respalda el Gobierno y que votó en contra de que se incluya esta cláusula en la Ley de Policías de Navarra que prepara. La votación de la norma, y su previsible aprobación, tendrá lugar el próximo día 15.

En la comisión de Interior previa celebrada en la tarde-noche de ayer, y cuyo debate se prolongó, se produjo una inesperada abstención del representante de Podemos-Orain Bai, Rubén Velasco, lo que facilitó que prosperara la iniciativa de la oposición que permitirá contemplar en la ley una “pasarela” para que la futura integración de los agentes de la Guardia Civil que ahora ejercen la competencia de tráfico a las filas de la Policía Foral.

El Gobierno de Uxue Barkos en Navarra recibió a última hora de ayer, tras una larga sesión de la Cámara foral, un revés inesperado que le obligará a facilitar la integración de los guardias civiles en la Policía foral cuando se complete la asunción de la competencia de tráfico que ahora ejerce la Benemérita. Una enmienda de UPN y PSN, apoyada por el PP y que contó con la abstención de Podemos-Orain-Bai, desactivó el rechazo del tres de los integrantes del cuatripartito –EH Bildu, Geroa Bai e Izquierda-Ezkerra- que respalda el Gobierno y que votó en contra de que se incluya esta cláusula en la Ley de Policías de Navarra que prepara. La votación de la norma, y su previsible aprobación, tendrá lugar el próximo día 15.

En la comisión de Interior previa celebrada en la tarde-noche de ayer, y cuyo debate se prolongó, se produjo una inesperada abstención del representante de Podemos-Orain Bai, Rubén Velasco, lo que facilitó que prosperara la iniciativa de la oposición que permitirá contemplar en la ley una “pasarela” para que la futura integración de los agentes de la Guardia Civil que ahora ejercen la competencia de tráfico a las filas de la Policía Foral.

La asunción en exclusiva de la competencia de tráfico y seguridad vial por parte de la Policía navarra, acordada entre la presidenta Uxue Barkos y el presidente Pedro Sánchez durante su reunión del pasado 31 de octubre, se prevé que pueda ser una realidad a comienzos de 2019. Actualmente las funciones de tráfico las ejercen ambos cuerpos policiales, si bien el acuerdo contempla que la Guardia Civil deje de ejercerlas en cumplimiento de lo recogido en el ayuntamiento navarro.

Más agentes vía OPE

La Guardia Civil cuenta con cerca de 200 agentes destinados en Navarra, muchos de los cuales están asignados a funciones de tráfico. En cuanto la competencia pase al Gobierno de Navarra, la situación de los agentes quedaba en el aire. Ahora, la iniciativa de UPN y PSN abre la puerta a que quienes lo deseen, y una vez que el Ejecutivo pueda abrir la vía, soliciten su integración en la Policía navarra. Desde el Ejecutivo de Barkos se ha defendido que la única fórmula y la más justa debería ser la establecida vía oposición. La enmienda aprobada ayer establece que en los casos en los que la policía navarra asuma nuevas competencias, de cualquier tipo, ejercidas por otro cuerpo policial, se podrán habilitar “mecanismos para permitir la integración de funcionarios del Estado que presten ese servicio en la actualidad”.

Durante el debate de la comisión desde las filas de UPN se acusó a EH Bildu de actuar bajo un “odio” hacia la Guardia Civil al posicionarse en contra de la integración. La acusación fue respondida por parte de los representantes de la izquierda abertzale asegurando que detrás de la iniciativa se escondían intereses “políticos” más que de integración laboral de los agentes.

El Gobierno de Barkos ya ha asegurado que cuando asuma la competencia de tráfico en exclusiva la Policía Foral deberá ampliar su plantilla y que esta medida se llevará a cabo mediante la convocatoria de la Oferta pública de empleo.