Política

Pablo Iglesias dejará de cobrar 2.700 euros por su chalé tras la sentencia del Supremo

logo
Pablo Iglesias dejará de cobrar 2.700 euros por su chalé tras la sentencia del Supremo

Resumen:

El polémico fallo del Tribunal Supremo ha ahorrado una factura millonaria a la banca e impedirá que decenas de miles de ciudadanos recuperen lo abonado por el impuesto hipotecario. Entre ellos se encuentra Pablo Iglesias, el líder político que está cargando con más ímpetu contra la decisión del Alto Tribunal de dar la razón a los bancos.

Al secretario general de Podemos le afecta de lleno la medida, al haberse hipotecado -como miles de españoles- recientemente. La pasada primavera, Iglesias compró un chalé junto a su pareja, Irene Montero. La casa está situada en la sierra de Madrid y por ella pagaron cerca de 600.000 euros. La transacción inmobiliaria generó polémica, ya que el líder de la formación morada había criticado con dureza en el pasado al ex ministro de Economía, Luis de Guindos, por comprarse un ático hace seis años por el mismo precio.

Iglesias y la portavoz parlamentaria de Podemos solicitaron una hipoteca a la Caja de Ingenieros por un importe de 540.000 euros. El préstamo fue concedido, por lo que tuvieron que abonar el correspondiente impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD). El tributo asciende al 0,75% en la Comunidad de Madrid. Por lo tanto, la pareja tuvo que pagar 4.050 euros.

Esa es exactamente la cantidad que se habrían ahorrado Iglesias y Montero si el Tribunal Supremo no hubiera cambiado de postura y hubiera aprobado la devolución del impuesto con retroactividad. Hasta la publicación del fallo, muchos juristas e incluso algunos banqueros daban por hecho que los magistrados respaldarían la devolución del impuesto al cliente con retroactividad -al menos de cinco años-.

El reintegro del tributo a los usuarios hipotecados en el último lustro habría supuesto un coste aproximado de 5.000 millones de euros para la banca, según confesó la propia ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Esa factura habría ascendido a un máximo de 29.000 millones si se hubiera aprobado la retroactividad total.

El cambio normativo que aprobará este jueves el Consejo de Ministros no plantea ningún cambio para la situación de los usuarios con hipoteca en vigor. Según lo anunciado por el presidente del Gobierno, a partir de ahora serán los bancos los encargados de pagar el impuesto hipotecario. Sin embargo, no tendrán que soportar la avalancha de reclamaciones que habría provocado un escenario de retroactividad. Este hecho explica la escalada que protagonizaron las entidades en bolsa. Las entidades cotizadas lograron recuperar más de 3.700 millones en una sola jornada.

El secretario general de Podemos ha asegurado que las medidas anunciadas por el Gobierno para que los bancos paguen el impuesto de las hipotecas no son suficientes. A su juicio, no se pueden limitar a que se apliquen a partir de ahora, sino que los bancos tienen que “devolver” el dinero de ese impuesto a los usuarios que ya lo han pagado.

“Exigir eso es de sentido común”, ha afirmado en declaraciones en Telecinco, recogidas por Europa Press, para añadir que, además volverán a pedir que se cree un impuesto a la banca para recuperar el dinero del rescate del que se beneficiaron algunas entidades.