Los partidos aceleran sus campañas y los ciudadanos se preparan para las urnas. Ya a ciegas, porque la Ley Electoral prohíbe, desde este martes, la publicación de nuevos sondeos electorales. Pero los candidatos trabajan con planes y agendas preestablecidas, visitando en los últimos días de carrera sus feudos clásicos, pero también los lugares donde el esfuerzo es más necesario para evitar un descalabro.

Son luchas ciudad por ciudad y casi barrio por barrio. Muy basadas en los resultados de comicios anteriores. En El Independiente hemos analizado las elecciones autonómicas de 2015 para detectar dónde fue más fuerte entonces cada partido, para detectar movimientos que intenten explicar lo que suceda el domingo en las principales ciudades andaluzas. Para elaborar las gráficas se han utilizado las de más de 30.000 habitantes, 44 en total, desde Sevilla hasta Puente Genil (Córdoba)

PSOE

Precisamente este municipio cordobés es el mayor feudo socialista de gran entidad. El único en el que Susana Díaz se acercó en 2015 a un 50% que sí sobrepasó en multitud de poblaciones pequeñas. Prácticamente toda Andalucía es, en realidad, un feudo del PSOE, y son más noticiosos los lugares en los que su hegemonía no es tan clara.

De las diez ciudades en las que el PSOE obtuvo un peor resultado en 2015, llama la atención que tres sean capitales de provincia: Córdoba (23,5%), Granada (21,8%) y Cádiz (20,7). El territorio de Teresa Rodríguez también provocó un fuerte golpe para Susana Díaz en territorios adyacentes, como El Puerto de Santa María, clásicos de la izquierda. El resto de malos resultados se concentran en la costa malagueña, un terreno que fue clave en las primarias del PP y en el que la derecha se disputa un buen pastel electoral.

Los feudos y las debilidades del PSOE

Partido Popular

El mapa de debilidades y fortalezas del PP en las últimas elecciones deja bien claro las amenazas a las que Juanma Moreno se enfrenta este 2 de diciembre. Consiguió una victoria rotundísima en El Ejido (47,2%) y Roquetas de Mar (39,5%), territorios clave en Almería, precisamente la provincia en la que el CIS apunta un mayor crecimiento de Vox. La región fue la única en la que el PP superó al PSOE en los pasados comicios, y ahora queda a merced de la lucha intestina del centro y la extrema derecha. La propia capital almeriense también estuvo hace casi cuatro años entre los mejores resultados de los populares.

Pero el territorio al que el PP mira con mayor atención es Málaga, donde Ciudadanos ya era fuerte y donde apunta a crecer de manera exponencial. Ciudades como Fuengirola, Estepona, Torremolinos, Marbella o la propia Málaga serán decisivos para el reparto de fuerzas final. Especialmente en la batalla por la segunda plaza. En las pasadas primarias del Partido Popular, la provincia fue el territorio más activo de toda la campaña, y se posicionó mayoritariamente del lado de Soraya Sáenz de Santamaría.

Entre sus principales activos, el PP suma también otras dos capitales de provincia, como Córdoba y Granada. Su casuística es exactamente opuesta a la del PSOE, y sus zonas fuertes y débiles se corresponden de manera prácticamente directa.

Los feudos y las debilidades del PP

Adelante Andalucía

Cádiz, Cádiz y Cádiz. Resistir en la provincia de Teresa Rodríguez es la principal baza electoral de Adelante Andalucía, piedra base para todo lo que venga después. La unión de Podemos e Izquierda Unida, que concurren juntos en 2018, obtuvo aquí sus mejores resultados en 2015. En la capital, pero también en Sanlúcar, El Puerto o San Fernando. El caso más paradigmático, sin embargo, es el de Puerto Real.

Decir Puerto Real es decir Navantia. Y mencionar Navantia es referirse directamente a la actualidad política de los últimos meses. En esta población, la suma de Podemos e IU logró un espectacular 41,6% hace cuatro años, y será un buen test para medir como han encajado los afectados la posición del Gobierno y sus socios respecto a la polémica de la venta de armas y corbetas a Arabia Saudí.

En el caso de las debilidades, las de Adelante Andalucía también se corresponden claramente con las fortalezas de PP y Ciudadanos: Málaga y las capitales del norte.

Los feudos y las debilidades de Adelante Andalucía

Ciudadanos

Ciudadanos crecerá en todas partes el próximo domingo. El CIS pronostica para la formación de Juan Marín un ascenso de hasta 13 diputados respecto a 2015, con especial incidencia en Málaga, Jaén…y Cádiz, donde no rindió bien en los pasados comicios. El tema catalán y la capitalización del conflicto saudí puede ser una importante baza de crecimiento para los naranjas en la zona, que hasta ahora no estaba entre sus puntos fuertes, pese al resultado de localidades como San Fernando (14,2%), contrastable con el de otras como Arcos de la Frontera (6,3%).

Málaga, donde Ciudadanos concurre con el exseleccionador nacional de baloncesto Javier Imbroda como cabeza de lista, tendrá que liderar la locomotora del crecimiento del partido de Albert Rivera. Ya lo hizo hace cuatro años: seis de sus diez mejores resultados los obtuvo en la provincia.

Los feudos y las debilidades de Ciudadanos

Vox

Las encuestas no se ponen de acuerdo sobre si Vox obtendrá o no representación. Las que sí le dan escaños, coinciden en que lo conseguiría, al menos, por Almería. La comparativa en este caso sirve de poco, puesto que el partido ahora dirigido por Santiago Abascal era residual en la comunidad en 2015. De las grandes ciudades, sólo en Sevilla superó el 1% de las papeletas. Su implantación en Almería, de existir, es nueva: en 2015 no hizo cosquillas al PP en su provincia por excelencia.

Los feudos y las debilidades de VOX