El conseller de Trabajo, Chakir el Homrani, ha anunciado esta tarde la desconvocatoria del último día de huelga de médicos en Cataluña, tras cerrar un acuerdo entre el Instituto Catalán de la Salud (ICS) y el sindicato Médicos de Cataluña (MC). “Ha sido una negociación larga, también movilización larga” ha reconocido Homrani, que se ha felicitado del acuerdo alcanzado finalmente, “lo que muestra que la mediación con diálogo y negociación es la manera de afrontar los retos”. Finalmente, el ICS ha aceptado garantizar el tiempo mínimo de 12 minutos por visita que reclamaban los médicos, que a su vez aceptan una carga de 1.300 pacientes por facultativo. Ayer ya se pactó la contratación de 200 nuevos médicos para rebajar la presión sobre el sistema.

El acuerdo llega tras cuatro días de paros masivos en la atención primara y la sanidad concertada en Cataluña, con un seguimiento que los sindicatos han cifrado por encima del 70% en la pública y entorno al 60% en la concertada. Los médicos de atención primaria reivindicaban la limitación del número de visitas por día que atiende cada facultativo, así como un mínimo de 12 minutos por visita presencial, además de la contratación de nuevos facultativos para compensar la pérdida de 920 médicos en el sistema en la última década.

La sanidad concertada, que ha quedado fuera del acuerdo, mantiene el paro para mañana. Una huelga que afecta a todos los hospitales privados concertados con el ICS, en los que los médicos protestan por el acuerdo marco cerrado por la patronal hospitalaria con CCOO y UGT, al margen de los sindicatos médicos.

8.000 manifestantes ante el Parlament

Esta huelga ha coincidido hoy con el segundo día de paro en las universidades catalanas, y de la educación pública, colectivos que han coincidido con médicos, bomberos y funcionarios en una nueva marcha hasta el Parlament en la que han participado 8.000 personas. Hoy, sin embargo, no ha habido enfrentamientos como los vividos entre bomberos y mossos. Por contra, los portavoces de MC han intervenido ante la Comisión de Salud para exponer sus reivindicaciones ante los grupos parlamentarios.

La presión ejercida por estas cuatro huelgas simultáneas ha obligado a Quim Torra ha responder a las críticas de la oposición, que lleva toda la semana denunciando su ausencia del primer plano político en plena crisis de los servicios públicos. “La Generalitat dedica 3 de cada 4 euros en gasto social” ha asegurado el president esta tarde en su única comparecencia pública, “no es verdad que lo gastemos todo en nuestras obsesiones procesistas“.

Aún así, el Govern tiene que seguir dando respuesta a las reivindicaciones de universitarios, maestros y funcionarios. En el caso de la huelga de universidades, que concluye hoy su primera convocatoria sin que se hayan producido avances en las negociaciones, los profesores e investigadores reclaman mejoras laborales, mientras los estudiantes exigen una rebaja de las tasas universitarias del 30%. En la actualidad Cataluña tiene las tasas universitarias más caras de España.

La educación pública también ha hecho huelga hoy en Cataluña, aunque en este caso con un seguimiento muy minoritario, de apenas un 12%. Pese a ello, el portavoz de USTEC, el principal sindicato del sector, Ramon Font, ha advertido al Govern que “si son un poco sensibles a las demandas de la sociedad no tienen mas remedio que reaccionar y empezar a revertir los recortes” tras recordar que “hace cinco años que en teoría se acabó la crisis” sin que eso haya servido para mejorar la inversión en educación