Política

Artadi abre la puerta a una reunión entre Torra y Sánchez si no es "protocolaria"

logo
Artadi abre la puerta a una reunión entre Torra y Sánchez si no es "protocolaria"

El president de la Generalitar, Quim Torra, junto a la portavoz del Govern, Elsa Artadi. EFE

Resumen:

La consellera de la Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, no ha cerrado la puerta a la celebración de una reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Quim Torra, si puede tener contenido político y no es meramente «protocolaria».

En declaraciones a Onda Cero, Artadi ha remarcado que desde la Generalitat no han recibido «ninguna propuesta del Gobierno español» para celebrar esta reunión entre presidentes, «más allá de los mensajes que puedan haber transmitido a través de los medios».

«No tenemos propuesta formal ni de la reunión en sí, ni mucho menos sobre el contenido. Por lo tanto, no podemos responder a una invitación que no existe», ha apuntado.

Para Artadi, «lo importante» en este caso «sería saber cuál ha de ser el contenido de la reunión» y aclarar si el Gobierno de Sánchez la plantea como «una reunión protocolaria» o bien como «una reunión en la que se deben tratar temas políticos».

Tras recordar que la Generalitat ha propuesto formalmente celebrar una «cumbre de gobierno a gobierno» el 21 de diciembre, coincidiendo con la reunión del Consejo de Ministros en Barcelona, Artadi ha dejado la puerta abierta a un posible encuentro entre presidentes: «Nunca estamos cerrados, al contrario. Seguimos haciendo apelaciones al diálogo».

Según Artadi, con «todo lo que sea hablar de política» y buscar «caminos de negociación» para solucionar el conflicto político en Cataluña, el Govern está «no solo abierto», sino que «lo aplaude y lo incentiva».

«Malestar» de la sociedad catalana

Ante el Consejo de Ministros del 21D, ha destacado el «malestar» de una «parte de la sociedad catalana«, que considera que la fecha escogida, coincidiendo con el primer aniversario de las elecciones convocadas por el Gobierno de Mariano Rajoy en aplicación del artículo 155 de la Constitución, tiene «un punto de provocación».

Además, ha advertido de que la Llotja de Mar «no es el lugar más idóneo» para celebrar esa reunión, no por un «criterio político, sino técnico», ya que «había otras alternativas», como el palacete Albéniz, con «menor afectación a la movilidad».

Aun así, ha remarcado que la Generalitat empezó a trabajar ayer en el operativo de seguridad para ese día porque «la obligación, el deseo y el compromiso» del Govern es «garantizar todos los derechos», tanto el de reunión del Consejo de Ministros como el de manifestación y huelga, y, en este sentido, ha hecho un «llamamiento» a mantener «actitudes cívicas y pacíficas».

Por otra parte, ha emplazado a Pedro Sánchez a elegir entre el «camino» que marcan PP, Ciudadanos y Vox o el «camino del diálogo», que debe implicar, a su juicio, «pasar a los hechos, a la negociación, a mesas de trabajo que puedan llegar a materializar una solución política» para Cataluña.

Un nuevo Estatut, en su opinión, no puede plantearse como la solución al conflicto ya que solo «una pequeña minoría en Cataluña apuesta» por ello y el PSC ni tan solo tiene «suficientes diputados» para impulsar una reforma desde el Parlament.