Política

El primer ministro de Eslovenia subraya que no hay "ningún paralelismo" con Cataluña

El presidente esloveno, Marjan Sarec, este viernes en Bruselas.

El presidente esloveno, Marjan Sarec, este viernes en Bruselas. EFE

El primer ministro de Eslovenia, Marjan Sarec, ha insistido este viernes en que no hay «ningún paralelismo» entre la independencia de su país en 1991 y la situación política actual en Cataluña. Además, ha subrayado que su gobierno no está «satisfecho» con la utilización que hizo Torra de su viaje a Eslovenia, donde fue recibido informalmente por el presidente Borut Pahor. Un encuentro que el propio Sarec censuró el jueves durante una conversación con el presidente español, Pedro Sánchez.

«No vemos ningún paralelismo entre Cataluña y Eslovenia. No nos gustaría que se siguiera utilizando Eslovenia como ejemplo porque actuamos siempre de manera pacífica y legal», ha dicho Marjan Sarec en Bruselas, recordando que la Constitución yugoslava de 1974 otorgaba el derecho de autodeterminación a las diferentes repúblicas que componían la federación socialista.

En Eslovenia, el territorio con mayor cohesión étnica de todos, la independencia triunfó en el referéndum del 23 de diciembre de 1990 con casi el 89% del censo votando a favor. Tras la declaración del 25 de junio de 1991, se libró una breve pero violenta guerra para la que Eslovenia había preparado a su ejército durante años.

«Era una base legal completamente diferente. No podemos comparar la situación en Eslovenia en 1991 con la situación en Cataluña hoy», ha insistido Sarec, que ha añadido que Eslovenia tiene «buenas relaciones con España». Torra, tras visitar Ljubljana durante el puente de la Constitución, animó a los catalanes a seguir la «vía eslovena» y perseverar en el camino a la independencia. Carles Puigdemont también defendió esa vía este mismo jueves.

«No nos gusta que Eslovenia se utilice en esta lucha de la mitad de la población de Cataluña por la independencia porque somos legalistas y respetamos los asuntos internos de España», ha ahondado.

Sánchez y Sarec mantuvieron el jueves una conversación informal en la que el presidente español trasladó a su homólogo centroeuropeo el malestar por el recibimiento de Pahor a Torra. Según han confirmado fuentes de ambos gobiernos, Sarec trasladó que su Ejecutivo tampoco estaba satisfecho con la actuación del presidente por romper la «única línea» que el país sigue en política exterior.

Comentar ()