Los colectivos soberanistas han convocado una manifestación el próximo 21 de diciembre en Barcelona a las seis de la tarde, esto es, unas tres o cuatro horas después de que transcurra el Consejo de Ministros en la capital catalana. El lugar elegido será los Jardines de Gracia. Por la hora convocada, no habrá ningún asedio masivo a la reunión del Gobierno, más allá de la presencia de colectivos más radicalizados como los Grups Autònoms d’Accions Ràpides (GAAR).

Entre los convocantes, están la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium, los CDR, el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes (SEPC), Arran, el sindicato universitario Universidades per la República (UxR), la Intersindical CSC, las juventudes de ERC(Juventud Republicana) o la CUP.

Por la mañana habrá una protesta en forma de marcha lenta de coches entrando a Barcelona. La ANC de hecho ha animado hoy a «ir tranquilamente con vehículos a Barcelona» en la mañana del 21 de diciembre, cuando el Gobierno celebrará un Consejo de Ministros en Barcelona. Felizmente para Pedro Sánchez, el alboroto no se producirá simultáneamente, con lo que se especula que ha podido haber un posible pacto entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat, Quim Torra.

En un apunte en Twitter, la asamblea ha anunciado que impulsarán esta iniciativa «para decirles que no son bienvenidos», y han asegurado que acompañarán al hombre que sufrió lesiones en el ojo en la escuela Ramon Llull de Barcelona el 1-O , Roger Español, a un Consejo Popular de Ministros.

Ese Consejo Popular de Ministros es la única convocatoria por la mañana, pero no será mayoritario ni mucho menos.

Después se sumarán a la marcha unitaria de las seis de la tarde. El soberanismo utilizará el hashtag #SumatAl21D.

Han sido varios los llamamientos de líderes independentistas, incluidos dirigentes presos como Oriol Junqueras, quien ha dicho que «con encapuchados no haremos la República».

La Lonja, lejos de los Jardines

El despliegue policial será espectacular: hasta mil agentes más en la capital catalana que durante el 1-O del año pasado, cuando miles de agentes trataron de impedir el acceso de los votantes a las urnas.

El Consejo de Ministros tendrá lugar en la Lonja de Mar y la manifestación de protesta en los Jardines de Gracia. Entre uno y otro punto median varios kilómetros, con lo que se reduce la posibilidad de altercados durante el cónclave ministerial del próximo viernes.