El secretario general de la Unión de Guardias Civiles, Guillermo Freire, aseguró en rueda de prensa que la asociación ha presentado la instalación de un aseo portátil en las inmediaciones de la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero para que pueda ser utilizado por los efectivos que vigilan el chalé.

La asociación ha sufragado la instalación del urinario porque los agentes encargados de la prestación del servicio “no tienen dónde hacer sus necesidades”. “Hay compañeros que están realizando algún tipo de servicio en unas condiciones bastante penosas. Que nosotros sepamos esto sólo pasa aquí”, ha añadido.

Freire ha indicado que cuando se realizan vigilancias de este tipo “normalmente” se ponen instalaciones “adecuadas para realizar el servicio, con baño y local”. “Sabemos que la Guardia Civil ha intentado ponerlas por todos lo medios, lo que pasa es que no les han dejado, pero no sabemos quién”, ha explicado.

Por eso, ha indicado que “de momento” el aseo estará instalado un mes, y que el dispositivo ha sido pagado con las cuotas de los asociados.

A través de un comunicado publicado en su web, la Unión de Guardias Civiles ha achacado la instalación del aseo portátil a la “falta de soluciones por medios oficiales”. “Hemos querido denunciar mediante este hecho simbólico la precariedad que sufren nuestros compañeros y compañeras”, aseveran.

Caseta con calefacción

La Guardia Civil ha solicitado permiso al Ayuntamiento de Galapagar para proceder a la instalación de una caseta prefabricada con calefacción y baño en las inmediaciones de la vivienda del líder de Podemos, Pablo Iglesias, para los agentes que prestan el servicio de vigilancia.

Según han confirmado a Europa Press fuentes de la Dirección General de la Guardia Civil, la caseta estará dotada con calefacción y se destinará a cubrir las necesidades que los agentes puedan tener. “Se ha pedido autorización por parte de Guardia Civil para instalar la caseta, que en el momento en el que se autorice se instalará”, añaden.

De este modo, han explicado que hay un servicio de vigilancia que se está prestando las 24 horas y que, hasta que se proceda a la instalación del dispositivo, en los casos los que los agentes pudieran tener alguna necesidad de tipo fisiológico hay patrullas de seguridad por la zona que les pueden relevar.

Además, han reiterado que el personal que trabaja en la casa, “ha ofrecido” a los agentes que ante cualquier necesidad que tengan, pueden entrar a los baños, pedir agua “o lo que necesiten”. “El personal que trabaja en la casa, tiene a su disposición las instalaciones de la propia vivienda”, han detallado.