Política

Casado se acerca a Vox: "El 25% de las víctimas de violencia en el hogar no son mujeres"

El presidente del PP, Pablo Casado, durante el acto de presentación hoy en Las Palmas de Gran Canaria del líder del partido en Canarias, Asier Antona, como candidato a gobernar la comunidad autónoma en las elecciones de mayo de 2019.

El presidente del PP, Pablo Casado, durante un acto en Las Palmas de Gran Canaria. EFE

Las negociaciones para formar gobierno en Andalucía están propiciando un viraje creciente del PP hacia las posiciones de Vox. Pablo Casado, ha criticado con dureza a la izquierda por intentar apropiarse de la defensa de las víctimas de la violencia contra las mujeres y ha asegurado que su partido está dispuesta a dialogar con cualquier formación que crea en el principio de igualdad entre hombres y mujeres.

En este sentido, el presidente del PP ha recordado que el 75% de las víctimas de la violencia en el hogar son mujeres, pero queda un 25% que no lo es.

Con su discurso, el líder de los populares hace un doble guiño a Vox, que mantiene sobre la mesa su amenaza de no apoyar la investidura como presidente andaluz de Juanma Moreno si PP y Cs no retiran su apoyo a la Ley de Violencia de Género.

Casado ha asegurado en un acto en Las Palmas de Gran Canario que su partido no piensa aceptar «ni una lección» sobre defensa de las mujeres. Y ha advertido al PSOE de que no frenará el cambio en Andalucía con su «intento desesperado» de «echarle a la cara las víctimas» de la violencia machista.

En un acto de partido celebrado en Las Palmas de Gran Canaria, sin opción a preguntas de los medios, Casado ha reivindicado el compromiso que «siempre» ha tenido su partido en la lucha contra «esa lacra, ese drama que es la violencia contra las mujeres, la violencia doméstica o la llamen como la llamen», algo en lo que PP va a seguir implicado en el futuro «sin escatimar esfuerzos».

Casado ha matizado que ello no es obstáculo para que el PP también se siente a hablar con aquellos que, creyendo en el principio constitucional de igualdad del hombre y la mujer, piden que también se apoye «a las otras víctimas de la violencia familiar» o que exigen que las ayudas públicas en esta materia no sirvan para «financiar chiringuitos» afines a determinadas fuerzas políticas.

El líder del PP ha rechazado que «la izquierda se crea con el monopolio» de la defensa de las víctimas de la violencia contra las mujeres y de aquellas personas «más desfavorecidas de la sociedad», informa Efe. Ha recalcado, no piensa aceptar «ni una lección de nadie» en esta materia porque fueron los gobiernos de su partido los que impulsaron el primer pacto para luchar contra «esa lacra social».

Casado ha lanzado además un mensaje que primero ha dirigido «a todos los partidos» y luego ha centrado en el PSOE para exigirles que «saquen de la confrontación electoral la lucha por la igualdad en España y por la defensa de las personas más desfavorecidos».

El líder de la oposición también ha rechazado que le vengan «con cifras» para recordarle que el problema de la violencia en la pareja o en la familia tiene casi siempre como víctimas a las mujeres.

«Ya sabemos que el 75 por ciento de las víctimas de la violencia en el hogar son mujeres», ha argumentado, «pero también hay un 25 por ciento que no lo son, que son niños, ancianos u homosexuales que tienen problemas con su pareja del mismo sexo».

«Abordemos este problema, este drama humano, social y nacional con una perspectiva razonable», ha continuado.

Casado no ha citado en ningún momento de su intervención al partido cuyo apoyo puede decantar el Gobierno de Andalucía a favor del PP y Ciudadanos, Vox, pero sí se ha referido a las condiciones que esta formación ha anunciado a cambio de su respaldo.

Desde la aceptación de los principios que marca la Constitución, ha dicho Casado, el PP no tiene inconveniente en escuchar a quien propone establecer ayudas «para las otras víctimas de la violencia familiar» o tomar medidas para reducir «las denuncias falsas» en materia de violencia machista.

«Pese a quien le pese, el cambio se va a producir en Andalucía. Pero no porque lo diga yo, es que lo han dicho los andaluces», ha añadido, en referencia a los resultados de las elecciones.

En Andalucía, ha añadido, el candidato popular a presidir la Junta, Juan Manuel Moreno, tiene ante sí «no solo el reto de cambiar consejerías, sino de cambiar un régimen». Y ese cambio, ha recalcado, «no se va a truncar», por «muy desesperado que sea el intento del PSOE de perpetuarse en el poder».

Pablo Casado ha defendido además que España necesita que el PP regrese al Gobierno, para hacer frente «a una crisis económica en ciernes» y al desafío independentista en Cataluña.

«Somos la única fuerza política que puede garantizar la unidad de España, la igualdad de los españoles y la convivencia y la concordia en una comunidad como es Cataluña», ha agregado.

Te puede interesar

Comentar ()