El asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, ha descartado que Estados Unidos tenga prevista una intervención militar en Venezuela de forma inminente, aunque ha advertido de que «todas las opciones están sobre la mesa» para hacer valer la voluntad de la «abrumadora mayoría» que quiere el final del régimen de Nicolás Maduro, al que ha conminado a retirarse por su propia voluntad y dejar paso a Juan Guaidó.

«Ayer tuiteé que le deseo un retiro largo y tranquilo en una bonita playa lejos de Venezuela. Y cuanto antes aproveche esa oportunidad, más probable será que tenga un retiro agradable en lugar de estar en otra zona playera como Guantánamo», ha dicho Bolton en una entrevista concedida al locutor de radio Hugh Hewitt, en la que ha afirmado que Washington tiene como objetivo lograr una «transición pacífica del poder» en Venezuela, para lo cual está priorizando las sanciones y la «presión política».

Trump, ‘muy implicado’

También analiza la posible entrega de ayuda humanitaria, como ya anunció la semana pasada el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que desveló la posible donación de 20 millones de dólares a programas de Cruz Roja y el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

A un día de que haya nuevas movilizaciones contra Maduro que Bolton espera «masivas», el asesor de la Casa Blanca ha defendido que el presidente estadounidense, Donald Trump, está «muy implicado» en este tema, como quedó de manifiesto con su reciente llamada telefónica al opositor Juan Guaidó.

Guaidó, jefe de la Asamblea Nacional de Venezuela, se autoproclamó el 23 de enero «presidente encargado» del país sudamericano, un gesto que Estados Unidos avaló desde un primer momento. Bolton, sin embargo, ha defendido que cualquier cambio debe llegar de dentro de Venezuela y ha abogado por no dar razones a Maduro para pensar que Guaidó es una «marioneta» de Washington.

Bolton ha instado de nuevo a Maduro a retirarse a «una bonita playa lejos de Venezuela» y a hacerlo «pronto». En este sentido, ha apuntado que la amnistía ofrecida por Guaidó no cubrirá las «atrocidades» cometidas por el régimen chavista en los últimos años.