Política

El Gobierno cede y acepta que un coordinador supervise las negociaciones con Torra

Los socialistas aceptan la figura del notario en las negociaciones con la Generalitat

La portavoz del Govern, Elsa Artadi. EP

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha aceptado este martes la figura de un coordinador en la mesa de diálogo político con los partidos independentistas sobre la situación en Cataluña, pero ha rechazado que esta persona pueda considerarse un mediador.

«No hacen falta mediadores ni para el Gobierno ni para el Partido Socialista. Si acaso alguien que pueda tomar nota, convocar, que nos pueda coordinar» en esa mesa de «diferentes partidos», pero «no hacen falta mediadores», ha afirmado en declaraciones a los medios de comunicación en los pasillos del Congreso.

La portavoz del Gobierno catalán, Elsa Artadi, ha confirmado que la Generalitat ha remitido una propuesta de mediadores «de perfil internacional» que podrían actuar como «notarios» en la negociación con los partidos independentistas que ERC y PDeCat han puesto como condición para permitir la tramitación de los Presupuestos Generales (PGE) en el Congreso.

«Esto es línea roja para la tramitación de los presupuestos» ha advertido Artadi, quien ha insistido en que «ahora, la voluntad» de los partidos independentistas «es de entrar enmiendas a la totalidad». La votación es el día 13, ha añadido, «está en manos de Pedro Sánchez que se tramiten».

Artadi ha hecho esta advertencia tras saludar con optimismo que Miquel Iceta haya admitido en público que Gobierno y Generalitat están estudiando la posibilidad de nombrar a alguien que dé «fe» del contenido de las negociaciones que mantienen durante sus encuentros. Los socialistas se resisten a dar por perdida la negociación con ERC y PDeCat sobre los presupuestos, y asumen ahora la posibilidad de aceptar una mesa de negociación con un «notario» neutral dispuesto a dar fe de lo tratado por ambas partes.

El líder del PSC ha dejado claro, sin embargo, la incomodidad de los socialistas con la figura de un «mediador». Artadi ha aceptado esa limitación y ha asegurado que el Govern ya ha remitido un documento de trabajo a la vicepresidenta Carmen Calvo que incluye un calendario de trabajo, los temas en discusión «y una propuesta de nombres».

Se trata, ha añadido la portavoz catalana, de «perfiles internacionales». Artadi ha insistido además que la voluntad de que sean «personas que no tengan intereses y no tengan que negociar otras cosas con el Gobierno, porque eso les impediría tener suficiente independencia para esta labor» lo que descartaría la posibilidad de que esa figura la ejerciera algún dirigente del PNV, como se había especulado en algunos círculos.

El portavoz de ERC en el Congreso, Joan Tardà, reclamó este lunes la creación de una mesa de diálogo integrada por los partidos independentistas -ERC y los grupos que integran el espacio ex convergente- además de los Comunes de Ada Colau, PSOE y Podemos, como una de las condiciones para que su partido retire la enmienda a la totalidad a los PGE que ha registrado en el Congreso.

Una mesa que debería contar con un mediador internacional, según el ex presidente Carles Puigdemont, aunque tanto Tardà como la portavoz del Govern, Elsa Artadi, se han referido en las últimas semanas a la posibilidad de que se trate simplemente de un «observador» encargado de «dar fe» de los avances en la negociación.

Un papel, el de «dar fe», al que también se ha referido Iceta en declaraciones a TV3. El dirigente socialista ha asegurado que «no vería mal» esa figura, sobre la que Gobierno y Generalitat estarían ya negociando, aunque ha advertido que en ningún caso admitirían que se tratara de un «mediador» al uso en conflictos de ámbito internacional.

Derecho de autodeterminación

Elsa Artadi ha advertido, sin embargo, que la figura de ese fedatario de las negociaciones es condición necesaria pero no suficiente para levantar el veto independentista a la tramitación parlamentaria de los presupuestos. Y ha señalado, en este sentido, que quieren «tener por escrito» un acuerdo sobre las comisiones negociadoras y el plan de trabajo que abordarán para permitir la tramitación de los PGE.

Un plan de trabajo en el que Artadi no concibe que no se incluya el reconocimiento del derecho a la autodeterminación de Cataluña. «Si vamos a un diálogo que no incluye el derecho de autodeterminación no tiene sentido. No hace falta una mesa de diálogo con mediador neutral para hablar de una reforma del Estatut» ha concluido la consellera de Presidencia.

No hace falta una mesa de diálogo con un mediador neutral para hablar de una reforma del Estatut» avisa Artadi

Iceta ha insistido además en que para los socialistas es prioritario el diálogo entre fuerzas catalanas, que hoy se reemprende en el Palau de la Generalitat. Esta tarde, Torra reúne de nuevo la mesa catalana por el diálogo, en la que participan los dos partidos que dan apoyo al Govern, PSC y CatEC, pero no Cs y el PP, ni tampoco la CUP.

Tanto ERC como JxCat han dejado claro, sin embargo, que no es esa la mesa de diálogo que Elsa Artadi y Pere Aragonés reclamaron a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en el último encuentro mantenido en Barcelona. Un encuentro que resulto infructuoso, tras el cual Gobierno y Generalitat se habrían dado «un tiempo» para reemprender las negociaciones, según reconoció la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá el pasado viernes.

El Govern reclama de hecho dos grupos de trabajo, uno integrado por los partidos señalados ayer por Tardà, y otro integrado por representantes de Gobierno y Generalitat, una «subcomisión de la Bilateral Estado-Generalitat» pensado para abordar las cuestiones políticas que la Bilateral no ha abordado.

Te puede interesar

Comentar ()