La Fiscalía Provincial de Madrid solicita dos años de prisión para el excomisario José Manuel Villarrejo Pérez por los delitos de calumnias y denuncia falsa contra el director del CNI, Félix Sanz Roldán, cuya declaración como testigo en el juicio considera pertinente. El fiscal, en un escrito de acusación presentado en el juzgado de instrucción número 48 de Madrid, pide un año de condena por cada uno de los delitos para el comisario jubilado, que se encuentra en prisión preventiva por supuestamente haber montado una red dedicada al espionaje por encargo de determinados clientes, una causa que se investiga en la Audiencia Nacional.

Se trata del segundo escrito de acusación de la Fiscalía de Madrid contra Villarejo, para el que también pide cuatro años de cárcel por otra causa, la presunta grabación ilegal de la reunión que en 2014 mantuvieron agentes de Asuntos Internos de la Policía y del CNI sobre Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el pequeño Nicolás. En este caso, pide un año de prisión por un delito de denuncia falsa presentada el 1 de junio de 2017 por Villarejo contra el director del CNI y un periodista del diario “El País” a raíz de la publicación de un artículo en la edición impresa del periódico, firmado por el periodista denunciado.

Villarejo interpuso un recurso de reforma y subsidiario de apelación que también fue rechazado y confirmado su archivo”

En ella aparecía una fotografía del acusado (cuya imagen por entonces no había aparecido en medios de comunicación), que, según la denuncia, correspondía a una operación antiterrorista en la que había intervenido como agente encubierto para infiltrarse en una red de fuentes relacionadas con el yihadismo. En dicha fotografía aparecía descendiendo de un avión en la zona de pistas del aeropuerto de Melilla. Según Villarejo, formaba parte de un dossier que el CNI tiene en sus archivos y que habría sido facilitada a dicho periodista por el Centro, con el conocimiento y autorización de Sanz Roldán.

Lo acusaba por ello de un delito de descubrimiento y revelación de secretos y de un delito de colaboración con actividades de organizaciones terroristas. La denuncia ni siquiera fue admitida a trámite y el juez ordenó el archivo de las actuaciones. Sin embargo, Villarejo interpuso un recurso de reforma y subsidiario de apelación que también fue rechazado y confirmado su archivo.

La Fiscalía también cree a Villarejo responsable de un delito de calumnias (por el que pide otro año de prisión), por una entrevista que se emitió el 5 de junio de 2017 en el programa Salvados, de La Sexta. En ella, el comisario manifestó que Sanz Roldán había amenazado de muerte a Corinna zu Sayn-Wittgenstein “siendo consciente de que no era cierto”, sostiene el fiscal.