Cataluña | Política

Floja convocatoria de los CDR: sólo medio millar de personas protestan contra el Rey

Manifestación en favor de la libertad de los políticos catalanes presos en las calles de Barcelona.

Manifestación en favor de la libertad de los políticos catalanes presos en las calles de Barcelona. Antonio Martín

La presencia del Rey Felipe VI en la cena de inauguración del Mobile World Congress no ha gustado a los Comités de Defensa de la República (CDR), que han convocado una concentración para protestar por la presencia del monarca en Barcelona.

La ya habitual maquinaria en redes sociales llevaba tiempo en marcha para hacer de ésta una protesta multitudinaria, algo que finalmente no ha ocurrido. Apenas medio millar de personas participaban en la protesta contra Felipe VI en la Plaza de España, cerca del antiguo recinto del Mobile World Congress y frente al Museo Nacional de Arte de Cataluña.

Con un despliegue policial discreto, los manifestantes se han limitado a lanzar las proclamas habituales -«las calles serán siempre nuestras» o «prensa española, manipuladora»- y a marchar hasta que las barreras colocadas por los Mossos d’Esquadra les han impedido continuar avanzando.

En ese punto ha llegado el momento más tenso de la manifestación. Viendo que no podían avanzar más en dirección a Montjuic, los allí concentrados han decidido bajar de nuevo hasta Plaza de España para cortar el tráfico en dicha rotonda.

Entonces se han producido pequeños enfrentamientos entre un par de motoristas y los manifestantes. Los primeros querían avanzar, mientras que los segundos se ponían justo delante de sus vehículos para impedirles el paso.

Uno de lo conductores de una moto ha intentado rodear las barreras, pero varios de los concentrados han sujetado incluso el vehículo para impedirle el paso, mientras muchos otros les recriminaban su comportamiento. Felizmente, no ha habido que lamentar heridos.

Cortes de tráfico

Tras estos pequeños choques, la cabecera y el grueso de la concentración se han vuelto a mover hacia Montjuic, pero un reducido grupo de personas, no más de 20 o 30, han colocado vallas en mitad de la carretera para impedir que el tráfico recuperara la normalidad en Plaza de España.

La policía, que en ningún momento ha actuado ni ha hecho acto de presencia, se ha limitado a desviar el tráfico y a advertir a los conductores de por dónde debían modificar su camino para llegar a su destino.

De hecho, los manifestantes han celebrado con gritos y con aplausos que un par de vehículos de policía casi chocan en su intento de corregir el tráfico debido a las vallas que hacían las veces de barricada.

Poco a poco, la gente se ha ido marchando a sus casas viendo que los Mossos se limitaban a dejar hacer y que la concentración ha supuesto un pinchazo en las aspiraciones de los CDR de convertir Barcelona en un caos durante este Mobile World Congress.

Comentar ()