Política La declaración del ex ministro de Interior

“La Policía actuó el 1-O con proporcionalidad frente a escudos humanos organizados”

El ex ministro del Interior descarga en los "operativos" la responsabilidad del diseño y ejecución del dispositivo policial para el día del referéndum ilegal / Dice que el resultado "hubiera sido diferente" si los Mossos hubieran movilizado más agentes

Juan Ignacio Zoido, en el Supremo.

Juan Ignacio Zoido, en el Supremo. EFE

Juan Ignacio Zoido ha defendido este jueves la actuación de la Policía Nacional y de la Guardia Civil durante la jornada del 1-O y ha mantenido que las fuerzas de seguridad del Estado se desenvolvieron «con proporcionalidad» cuando se encontraron con «escudos humanos» en los centros de votación, lo que hizo «imposible» el cumplimiento de las instrucciones judiciales para impedir el referéndum.

Lejos del relato construido por los independentistas encausados, el ex ministro del Interior ha mantenido ante los magistrados del Tribunal Supremo que juzgan a los líderes secesionistas que policías y guardias civiles se vieron abocados a hacer un «uso racional de la fuerza» para tratar de impedir la celebración de un referéndum «ilegal» ante la «resistencia activa y organizada» que encontraron en los puntos de votación designados por el Ejecutivo de Puigdemont. Con todo, ha dicho que «primó» la seguridad de la ciudadanía.

«En aquellos lugares donde no hubo ningún impedimento no sucedió nada, se llevaron el material y se cerró el problema», ha enfatizado Zoido, que ha recordado que en algunas ocasiones los agentes policiales tuvieron que replegarse «al ver que era imposible acceder al colegio».

El ex ministro ha dicho que no le resultaron agradables las imágenes de agentes cargando en colegios electorales, si bien ha precisado que el uso de la fuerza resulta irremediable en ocasiones «para restablecer el orden legal y constitucional y dar cumplimiento a una solicitud judicial», al tiempo que ha defendido que no se culpe a los cuerpos de seguridad del Estado y que «asuman la responsabilidad» lo que «alentaron» la celebración del referéndum.

Zoido dice que, si los Mossos hubieran movilizado a más agentes el 1-O, el resultado «hubiera sido diferente»

Zoido, que ha testificado a petición de la defensa del ex conseller de Interior Joaquim Forn, ha descargado la responsabilidad del detalle de los planes policiales diseñados con motivo del 1-O en los «operativos» y ha señalado al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos -mando que tendrá que testificar el próximo martes- como el coordinador del dispositivo de actuación el día del referéndum.

El ex titular de Interior no tiene dudas de que el resultado del 1-O habría sido «totalmente diferente» si los Mossos hubiera movilizado a más agentes el día que el independentismo consumó su desafío al llevar a cabo la votación. En concreto, Zoido ha dicho que la Policía de la Generalitat dispuso aquella jornada de unos 7.000 funcionarios, cuando en las elecciones autonómicas celebradas dos meses trabajaron unos 12.000 funcionarios. «El dispositivo de los Mossos fue insuficiente. A los hechos me remito», remarcó.

Leyes de desconexión

Juan Ignacio Zoido ha manifestado que a raíz de que se aprobaran las leyes de desconexión en el Parlament a principios de septiembre de 2017, en Interior empezaron a valorar la posibilidad de enviar un refuerzo a Cataluña. Esa decisión terminó adoptándose tras el asedio que sufrió la comitiva judicial cuando practicaba el registro de la Consejería de Economía y Hacienda el 20 de septiembre de 2017 y que obligó a la letrada de la Administración de Justicia -ha recordado- a tener que salar «de azotea en azotea» para poder abandonar el edificio de la Generalitat.

El ex ministro ha cuantificado en unos 6.000 el número total de policías nacionales y guardias civiles en los días clave -los más cercanos al 1-O– y ha mantenido en todo momento que el contingente de policías tenía como misión auxiliar a los Mossos d’Esquadra, competentes en materia de seguridad ciudadana en Cataluña.

El testigo ha recalcado que la información que se le fue comunicando en las vísperas del día del referéndum es que la Policía de la Generalitat «iba a cumplir» con las instrucciones que habían dictando la Fiscalía y el TSJC e impedirían la celebración de la consulta, si bien ha admitido las dudas que empezaron a tener en su departamento tras las manifestaciones periodísticas de responsables de la Generalitat abogando por que los ciudadanos pudieran votar.

«Dudas» a medida que se acercaba el 1-O

«A medida que se acercaba la fecha surgieron dudas, pero la profesionalidad de Pérez de los Cobos le llevaba a decir que al final [los Mossos] cumplirían y confiaba en que respondieran», ha declarado. Zoido ha asegurado que, hasta la celebración de la junta de seguridad el 28 de septiembre de 2017, se pidió al Govern que desconvocara el referéndum como única garantía para que no ocurriera nada y la respuesta obtenida es que «no se suspendía».

Además, el ex ministro del Interior reconoció que cuando llegó al cargo en noviembre de 2016 se encontró con una solicitud de los Mossos para que se le autorizara la compra de armas de guerra y munición. Esa petición fue rechazada, ha indicado, porque no estaba justificado ni el número de armas, ni el tipo, ni la munición.

 

Te puede interesar

Comentar ()