Política

Rosa María Mateo dimitirá rodeada de críticas y tras la caída de audiencias de RTVE

Los telediarios de TVE perdieron casi un 6% de su audiencia desde la entrada de la nueva presidencia y la pública cedió el trono informativo a Antena 3 y Telecinco

logo
Rosa María Mateo dimitirá rodeada de críticas y tras la caída de audiencias de RTVE
Rosa María Mateo comparece en el Congreso.

Rosa María Mateo comparece en el Congreso. EP

Resumen:

La administradora única provisional de Radio Televisión Española (RTVE), Rosa María Mateo, anunció este jueves que dimitirá de forma “inmediata” en cuanto se forme un nuevo Gobierno tras las elecciones generales del 28 de abril. “No me voy a atar a la silla”, dijo ante la comisión de control del Congreso de los Diputados, en la que subrayó que había llegado al cargo “para dos o tres meses” y que la situación se ha alargado de forma “ajena a su voluntad”.

Mateo, que asumió su cargo en el mes de agosto, saldrá de RTVE tras por lo menos diez meses de polémica gestión. Su llegada al ente público no ha conseguido aplacar los ánimos de la plantilla ni mejorar el ambiente de la redacción. Las audiencias tampoco han acompañado su aventura.

La periodista, que asumió el cargo en verano, recibió de herencia un conglomerado que reunía frente al televisor al 16,7% de la audiencia. Las cifras han ido disminuyendo progresivamente desde entonces hasta el 15,7% que consiguió en enero de 2019. La caída es especialmente relevante si se compara con enero de 2018, cuando RTVE logró un acumulado del 17,6%. Tanto Mediaset como Atresmedia crecieron en ese mismo período.

Los telediarios de TVE perdieron casi un 6% de su audiencia desde la entrada de la nueva presidencia y la pública cedió el trono informativo a Antena 3 y Telecinco

Especialmente negativa ha sido la evolución del buque insignia, La1, que se hundió en enero por debajo del 10%, su peor registro en este mes. La caída de audiencias se ejemplifica especialmente con el bajón de los informativos. Tal y como refleja el informe anual de Barlovento Comunicación sobre datos de Kantar Media, TVE perdió en 2018 el liderazgo de sus informativos, que había conseguido en 2017, en favor de Antena 3. También fue superada por Telecinco, y sólo lograría igualar a ambas cadenas sumando la emisión simultánea del Canal 24 Horas.

Los informativos de TVE cerraron 2017 con una audiencia media, excluida la emisión simultánea, de 1.983.000 espectadores. De enero a julio de 2018, todavía sin Rosa María Mateo en el cargo, los datos crecieron hasta 1.996.000. Tras su llegada y la sustitución de Antonio Álvarez Gundín por Begoña Alegría al frente de los Servicios Informativos, la media anual cayó hasta 1.871.000 televidentes. Una caída cercana al 6,3% respecto a la media anual desde su llegada.

Denuncias de ‘purga’

En todo este tiempo, el Gobierno ha sido incapaz de finalizar con éxito el concurso para elegir a un nuevo presidente, aunque el Comité de Expertos encargado del proceso hizo pública en diciembre la lista con los 20 candidatos finalistas. Días después, trascendió en la prensa que la propia Mateo habría ofrecido la dirección de TVE a Enric Hernández, actual director de El Periódico de Cataluña.

La llegada de Mateo a Radio Televisión Española tampoco ha contribuido a pacificar la tumultuosa situación interna que se vive en la plantilla. Casi 80 trabajadores fueron despedidos o desplazados en su puesto de trabajo tras el cambio en la dirección, entre ellos casos mediáticos como el expresentador de Los Desayunos Sergio Martín, trasladado al ZoomNet 24 Horas, o Álvaro Zancajo, que pasó de dirigir el Canal 24 horas a ser redactor de centro territorial.

El caso de Zancajo fue uno de los más sonados, puesto que el presentador acudió a la justicia y ganó. Los tribunales obligaron a RTVE a indemnizarle y a restituirle en su antiguo puesto respetando sus condiciones. Caso distinto fue el de Celia Sastre, que demandó a la pública tras perder su puesto en Informativos y denunció una “purga ideológica” que el tribunal no dio por buena.

Mateo ha defendido hasta el último momento la imparcialidad de la Corporación. Lo hizo también este jueves en el Congreso, en términos curiosos y respondiendo a los diputados Ramón Moreno (PP) y Guillermo Díaz (Ciudadanos). Incluso Podemos se quejó de la cobertura excesiva al Gobierno de Pedro Sánchez. “Me asombra que duden ustedes de mi imparcialidad cuando acaban de ganar unas elecciones en Andalucía. Si yo hubiera sido una manipuladora, probablemente ustedes esas elecciones no las habrían ganado. No he favorecido ni favoreceré a ningún partido político en el ejercicio de mi cargo”, defendió la administradora única de RTVE ante la Cámara.

Sobre las audiencias, la propia Rosa María Mateo concedió el pasado 31 de enero que estaban siendo “flojas”. “Las audiencias usted dice que son flojas”, respondió aquel día al parlamentario que la cuestionó. “Pues es verdad, no tenemos unas audiencias muy grandes, pero lo que me llega a mí de la gente de la calle es que cómo gustan ahora los telediarios. No es un baremo fiable, pero es lo que dice la gente de la calle”, se limitó a defender.