La estrategia de Ciudadanos de atraer talento sin importar el origen a menos de dos meses de las elecciones generales y a tres de las autonómicas y municipales no está siendo bien recibida en algunos sectores del partido, sobre todo en aquellas regiones cuyos cabezas de lista tienen que competir con el nuevo talento.

Si bien Ciudadanos ha presumido siempre de no tener crisis internas y de que las decisiones, en la mayoría de las ocasiones, se toman por unanimidad, no ha sido ésta la tónica de las últimas semanas por los nuevos fichajes.

Igea no incluirá a Silvia Clemente si resulta ganador de las primarias

Dos nombres han resultado los más polémicos en los últimos días: Silvia Clemente y Juan Ramón Bauzá. La primera, ex presidenta de las Cortes de Castilla y León bajo las siglas del Partido Popular, dejó el partido hace apenas unas semanas con duras críticas al actual candidato popular a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, a quien acusó de no tener palabra, de carecer de iniciativa y liderazgo y de alentar campañas de «difamación» contra ella. Bauzá, ex presidente balear también con origen popular, puede incorporarse también a las filas naranjas.

Clemente competirá en primarias como candidata del aparato a presidir la cámara regional, pero su incorporación no es del todo bienvenida. El que será su principal competidor en estas primarias, Francisco Igea, se ha expresado públicamente al respecto y no ha dudado en decir que «no representa la regeneración» que busca Ciudadanos.

De hecho, Igea, apoyado públicamente por grandes figuras del partido como el candidato a las europeas, Luis Garicano, está decidido a no incluirla en su proyecto si resulta él ganador de las primarias al considerar que ella no es una buena opción para el partido. En el caso contrario, si resulta perdedor, ya ha adelantado que se incorporará a su puesto de trabajo como médico en el hospital de Palencia, no sin dardos a Clemente: «Unos vienen a la política para permanecer, pero mi objetivo no es ese. Es cambiar las cosas», ha declarado, algo muy poco frecuente en la formación liderada por Albert Rivera.

A pesar de que la incorporación de Clemente haya sido ratificada por el consejo general con 109 votos a favor, 3 en contra y 2 abstenciones, Igea considera que después de más de 30 años de gobierno del PP en la Junta de Castilla y León, Silvia Clemente no puede ser la regeneración que necesita la comunidad, por lo que ha insistido en que la candidatura de la ex presidenta de las Cortes, que ha ocupado varias responsabilidades en la Junta con el PP, es un «error».

«Al señor Bauzá ni está ni se le espera», ha afirmado este mismo lunes Xavier Pericay

Algo similar sucede en las Islas Baleares. Rivera avanzó hace apenas unos días que existían conversaciones con el ex presidente popular Juan Ramón Bauzá para su incorporación en las filas naranjas. No obstante, señaló que en los próximos días habría más información y se verá si esas conversaciones «acaban llegando a buen puerto» y termina formando parte del equipo de Ciudadanos o se integra en alguna candidatura para las citas electorales de abril y mayo, una idea, a priori, que causa rechazo.

El líder de Ciudadanos en Baleares, Xavier Pericay, se ha negado en rotundo a la posibilidad de que forme parte del equipo naranja en las islas. «Al señor Bauzá ni está ni se le espera», ha afirmado este mismo lunes. Una de las opciones barajadas por el partido era la de su incorporación en calidad de asesor, pero tampoco esa idea es admitida por Pericay, que baraja incluso dejar su puesto si eso ocurre. «Si llega un momento en que yo no puedo ser coherente con lo que pienso, evidentemente yo sobro», ha añadido Pericay, que ha pedido a los periodistas que no tomaran sus palabras como una amenaza.

Pericay ha recordado que a lo largo de esta legislatura ha mantenido que Bauzá era «cosa del pasado, que no tenía nada que ver con el presente de esta comunidad, y menos aún con el presente de Ciudadanos». No piensa lo mismo, en cambio, del también balear Joan Mesquida. Al ex socialista, que también ha fichado en los últimos días por el partido naranja, le ha reconocido su amplia experiencia política y su currículum «impecable», no así a los recién llegados populares, que han descubierto otra cara de Ciudadanos no conocida anteriormente.