Política

Pablo Iglesias se salta las primarias en La Rioja y nombra a dedo a candidatos afines

PODEMOS

Echenique e Iglesias, en un acto de Podemos en Madrid.

La cúpula de Podemos fulmina a críticos y elige a dedo la lista electoral de La Rioja. La ejecutiva de Pablo Iglesias se reunió el pasado viernes para suprimir las primarias de las que debían salir las listas autonómicas para el Parlamento pese a que la Justicia le había obligado a celebrar este proceso. En noviembre, los tribunales paralizaron las primarias que se estaban celebrando en La Rioja tras la expulsión de Germán Cantabrana, un candidato crítico con la dirección. El pasado 28 de febrero el tribunal falló a favor del expulsado y, en la sentencia, pedía su readmisión en el proceso de primarias. Ahora la ejecutiva de Pablo Iglesias se salta la sentencia judicial para no convocar primarias y colocar a sus afines.

La ejecutiva de Podemos se reunió el pasado viernes 15 de marzo a las 22 horas a través de un grupo de Telegram para consumar el dedazo y aprobar la lista oficialmente. En el acta de la reunión, señala que «en Podemos elegimos a nuestros candidatos y candidatas mediante primarias». «No obstante, cabe la posibilidad de que nos encontremos ante determinadas circunstancias sobrevenidas, imprevistas o de fuerza mayor, de diversa naturaleza, que impidan la celebración o conclusión de las elecciones
primarias», advierte el documento, al que ha tenido acceso El Independiente.

Compete a la ejecutiva de Podemos establecer la papeleta autonómica», dice la cúpula de Iglesias

Sobre esto, la ejecutiva arguye que el departamento legal de Podemos argumenta que la razón para no hacer primarias son las “causas judiciales en trámite que de cualquier modo impiden la celebración o terminación de las elecciones primarias dentro del calendario electoral establecido por el partido».

El Juzgado de Primera Instancia número 6 de la Rioja dictaminó en su sentencia del 28 de febrero la readmisión de Cantabrana en el proceso de primarias de Podemos. El dictamen judicial señalaba que su despido fue consecuencia de «los conflictos internos y las luchas de poder», y que no existía «causa que justifique» esta expulsión.

«Se ha producido una vulneración del derecho fundamental», señaló el tribunal, «sin causa que justifique tal vulneración». En este sentido, anuló la expulsión del candidato crítico y condenó a Podemos a «reintegar» al expulsado «en las primarias de Podemos para las elecciones autonómicas, efectuando cuantas acciones sean necesarias para la efectiva restitución de dicho derecho» a sufragio pasivo.

La sentencia, sobre la que cabían 20 días para presentar recurso -un plazo que concluye este miércoles- pone de esta manera fin a las maneras cautelares -paralización de las primarias- impuestas durante el proceso judicial. Sin embargo, la cúpula de Podemos hace oídos sordos a la sentencia y alega que las votaciones continúan suspendidas.

El acta de la reunión de la Ejecutiva de Podemos afirma que «las primarias de La Rioja están suspendidas cautelarmente por resolución judicial y pendientes de sentencia firme y, dados los plazos judiciales y electorales, nos encontramos en dicha situación». «Por ello -continúa-, compete a este Consejo de Coordinación el establecer la papeleta autonómica», determina el acta de la ejecutiva, en la que participó Pablo Iglesias pese a su baja paternal.

Bajo este pretexto la cúpula de Iglesias nombró a Raquel Romero Alonso, Francisco Javier Garrido Suso -el secretario general autonómico de Podemos en La Rioja-, Miriam González Blanco, Isabel Jiménez Valle y Raúl Pérez Núñez. Ni rastro del expulsado ni de ninguna de las personas que le acompañaba en su candidatura.

Críticas al ‘dedazo’

A través de la red social Twitter, la ex diputada riojana en el Congreso de los Diputadas Sara Carreño criticó la decisión de eludir el proceso de primarias. La dirigente, que también integraba la candidatura de Cantabrana, no fue incluida en la lista autonómica. A su juicio, Podemos debía haber convocado unas primarias en La Rioja, como las impulsadas en Podemos en la Comunidad de Madrid, que se han organizado a contrarreloj. En otras ocasiones, como en las consultas exprés impulsadas por Iglesias, los plazos ni siquiera cumplen con el reglamento sin que esto sea un impedimento.

La candidata, además, apunta a uno de los miembros de la lista electoral como el responsable de la «exclusión ilegal» del candidato crítico, y deja entrever que su nombramiento es una forma de premiar al dirigente.