Política Juicio al 'procés'

El jefe de la investigación del 'procés’'dice que en Cataluña se vivió un "período insurreccional"

El tribunal presidido por el magistrado Manuel Marchena. EFE

La vigésimo segunda sesión del juicio del ‘procés’ ha arrancado este martes con la declaración testifical del teniente coronel Daniel Baena, jefe de la policía judicial de la Guardia Civil en Cataluña y máximo responsable de la investigación sobre el 1-O.

El agente, encargado de coordinar las investigaciones policiales del ‘procés’ en el Juzgado de Instrucción Número 13 de Barcelona, la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, ha declarado que Cataluña vivió un “período insurreccional” después del asedio a la Consejería de Economía del 20-S y hasta la aplicación del artículo 155 del Govern.

«En el período que califico de insurreccional se producen protestas delante de cuarteles, por todo el territorio y como consecuencia de la actividad del Estado. Eran protestas no sólo contra actuaciones judiciales sino en acuartelamientos y alojamientos de Guardia Civil”, recalcó el teniente coronel Baena.

Asimismo, el jefe de la investigación ha hablado de “escraches y “asedios” a los guardias civiles y sus familias durante aquel “período insurreccional”. “En casas cuarteles se producen concentraciones de personas insultando, impidiendo la entrada y salida y manifestando una actitud hostil hacia la presencia de la Guardia Civil en esos sitios”, agregó.

El guardia civil detalló además que se produjeron hasta 88 acciones contra los miembros del Instituto Armado 84 de ellas ocurrieron entre el 20-S y la aplicación del 155. «A partir del 155 ya no se repitió nada como lo que pasó el 20-S», subrayó.  Según declaró el testigo hubo un antes y un después a la entrada y registro del 19 de septiembre, con la incautación de las cartas para el electorado en la nave de Unipost en Tarrasa (Barcelona). “Todo cambió. Aquello fue un golpe duro», explicó el alto mando de la Guardia Civil a preguntas de la ex fiscal general del Estado Consuelo Madrigal.

La cuenta de Twitter ‘tácito’

Daniel Baena, que también ha descrito un escenario de violencia en las calles, ha destacado que “los policías con algún grado de responsabilidad sabíamos que cualquier incidente pequeño podría derivar en una escalada incontrolada (de violencia). Afortunadamente no fue así, pero eso no quiere decir que la sensación que teníamos los tres cuerpos policiales de que aquello era un polvorín fuera incuestionable».

El teniente coronel ha dicho también que la celebración del referéndum no era solo el objetivo, sino «la piedra angular sobre la que pivotaba todo un proceso, la condición ‘sine qua non’ para la declaración de independencia o para poner al Estado en una situación de conflicto».

Tras el interrogatorio formulado por las acusaciones llegó el turno de las defensas. El primer letrado en interrogar a Baena fue Andreu Van der Eyden, abogado de Oriol Junqueras y Raül Romeva. Van der Eyden preguntó a Baena por si era el propietario de la cuenta de Twitter ‘tácito’ desde donde se criticó al movimiento independentista. El testigo, visiblemente incómodo hasta estas preguntas,  dijo «no soy propietario de esa cuenta ni la usé. Ha sido desmentido».

«Ha habido una asociación con una cuenta. Tenía una cuenta personal y yo seguía a esa cuenta, como a otras. Una información se asoció a esa cuenta. Se publicó y ha sido desmentido a prensa, en el Congreso, en el Senado, en la comisión de Interior del Congreso. Y no, no soy propietario de esa cuenta», subrayó Baena.

Comentar ()