La Audiencia Nacional está investigando a la cúpula del Ministerio del Interior del Gobierno de Mariano Rajoy por supuestamente espiar al líder de Podemos, Pablo Iglesias. Se trata de hechos acaecidos en tiempos de Jorge Fernández Díaz, que permaneció al frente de Interior casi cinco años, desde finales de 2011 hasta finales de 2016. Así lo ha confirmado El Independiente con fuentes de la investigación. Iglesias ha comparecido hoy como testigo ante la Audiencia Nacional por este asunto, que se enmarca dentro de la Operación Tándem.

Todo parte de enero 2016, justo tras las elecciones generales de diciembre de 2015 que catapultaron a Podemos al tercer puesto con un 20,68%. Al parecer, siempre de acuerdo con la línea investigadora, el objetivo de la denominada «policía patriótica» de Fernández Díaz era desbaratar un posible Gobierno de coalición entre Pedro Sánchez (PSOE), Podemos y los nacionalistas.

Asistente desde el inicio

El supuesto espionaje se produce a partir del robo de un móvil de una persona muy cercana a Iglesias, según ha publicado El Confidencial. Se trata de Dina Bousselham, que formaba parte del círculo más cercano a Iglesias desde el origen de la formación morada, aunque siempre estuvo situada en un segundo plano: primera asistente de Iglesias en el Parlamento Europeo tras las elecciones de mayo de 2014, actualmente Bousselham hace labores de comunicación para el partido en la Comunidad de Madrid y pertenece a la gestora madrileña. Durante 2016, Bousselham denunció el hurto de su teléfono móvil. Y es a partir de esa sustracción cuando se desencadena el polémico espionaje.

Porque el juzgado central de instrucción 6 de la Audiencia Nacional, que es quien dirige la investigación en la que podría estar involucrado el antiguo equipo de Interior, mantiene dos líneas de trabajo: primero, el robo a la antigua asistente del secretario general de Podemos; y en segundo lugar, el conocido como informe PISA (que no guarda relación con el famoso programa para evaluar estudiantes sino que son las siglas de Pablo Iglesias SA). El documento fue fabricado tras la sustracción del celular de Bousselham.

Informe ‘Pablo Iglesias SA’

El informe PISA de la cúpula de Interior emanó a su vez de Eugenio Pino, comisario que tutelaba a la Dirección Adjunta Operativa (DAO) de la Policía, del que dependía directamente la llamada «policía patriótica», fue publicado por primera vez en OKDiario. Hacia febrero de 2016, OKDiario informó de una supuesta financiación irregular de Podemos a través de dinero de origen iraní y venezolano. El PP o Ciudadanos se valieron de estas noticias para atacar a Iglesias.

Iglesias ha comparecido ante la Audiencia Nacional el miércoles y, tras personarse como perjudicado en Tándem (conocido como Caso Villarejo), el máximo dirigente de Podemos ha expresado el compromiso de su formación de «limpiar nuestra democracia de basura».

En el primer semestre de 2016 nunca se consumó el pacto Podemos-PSOE. Sánchez finalmente se alió con Ciudadanos pero no pudo ser investido presidente al no llegar a la mayoría absoluta. En junio de 2016, cuando el presunto espionaje estaba en marcha, se celebraron nuevas elecciones generales en las que Rajoy amplió su mayoría.