Política

El Supremo baraja no pronunciarse sobre la exhumación de Franco en la campaña electoral

La Sala Tercera estudia entrar directamente en el fondo del asunto y dejar en el aire la medida cautelar donde la familia de Franco pide paralizar la exhumación de los restos del dictador.

fotografiándose ante la tumba de Franco en la basílica del Valle de los Caídos.

Ciudadanos fotografiándose ante la tumba de Franco en la basílica del Valle de los Caídos.

Tres opciones encima de la mesa y una de ellas coge fuerza en las últimas horas en la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo que debe decidir si paraliza o no la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, tal y como han solicitado los nietos del caudillo, la comunidad benedictina, la fundación Francisco Franco y la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos.

Junto a la opción de estimar la medida cautelar -y en consecuencia paralizar la exhumación- así como la posibilidad de rechazar la misma, la Sección Cuarta de lo Contencioso baraja una tercera vía que consiste en señalar que la citada medida es “prematura” ya que el hipotético perjuicio que se le puede causar a la familia Franco no se produciría hasta que se lleve a cabo la mencionada exhumación el próximo 10 de junio.

Según informan fuentes jurídicas a El Independiente, de esta forma el Supremo evitaría en plena campaña electoral dar un varapalo o un balón de oxígeno al Gobierno de Pedro Sánchez con la que ha sido sin duda una de las medidas estrellas del Ejecutivo: sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos.

Sería una solución intermedia que no disgustaría a nadie siempre que el Alto Tribunal se pronunciara sobre el fondo de la exhumación antes del 10 de junio puesto que los magistrados ya dictaminaron el pasado mes de diciembre que el acto administrativo de la exhumación no podrá llevarse a cabo “sin que previamente los recurrentes hayan podido refrendarlo y recabar la tutela judicial efectiva”.

Cincos jueces para la exhumación

No obstante, el tribunal que compondrán los magistrados Antonio Fonseca Herrero, Jorge Rodríguez-Zapata, José Luis Requero, Celsa Pico, Pablo Lucas –el magistrado Segundo Menéndez no participará en la deliberación al presidir la Junta Electoral Central- aún no ha celebrado una deliberación formal sobre este asunto que se ve como una ‘patata caliente’ para la Sala que meses atrás protagonizó el escándalo de las hipotecas donde sus miembros se reprocharon calificativos nunca vistos antes en una sentencia o en votos particulares. Sí ha habido intercambio de impresiones entre los togados.

Sin embargio, está previsto que la primera deliberación formal sobre la exhumación de los restos de Franco se produzca este martes tras la incorporación de Rodríguez Zapata al tribunal quien ha estado las últimas semanas de baja médica. Serán ponentes de los recursos los magistrados Lucas y Fonseca Herrero, indican las fuentes consultadas.

Los nietos del dictador interpusieron un recurso contencioso-administrativo ante el Alto Tribunal y solicitaron la suspensión cautelar del citado decreto-ley al considerar que lesionar gravemente sus derechos fundamentales. Por su parte, Santiago Cantera, prior de la abadía del Valle de los Caídos, se ha mostrado en contra de la decisión del Ejecutivo desde el principio. El traslado de los restos mortales del dictador por “razones políticas o ideológicas” constituye un “ejercicio de arbitrariedad, de discriminación y de irracionalidad” para el monje.

Comentar ()