El eurodiputado del PP, Carlos Iturgaiz, ha anunciado que abandona la política después de que el partido le relegará en la lista que presentará a las elecciones europeas y en la que le ha situado en el puesto número 17, con pocas posibilidades de ser elegido, según las propias estimaciones del partido. La salida de Iturgaiz, quien fuera presidente del PP vasco entre 1996 y 2004, y con quien los populares llegaron a ser la segunda fuerza política en Euskadi, se produce apenas diez días después de que Pablo Casado alabara su trayectoria en Bilbao como «referente» de la lucha contra ETA, la defensa de las víctimas y el relato contra el terrorismo. Un encuentro en el que tanto el líder del PP como Iturgaiz se saludaron de modo afectuoso.

La decisión fue comunicada ayer por Iturgaiz al partido y ha causado cierta sorpresa en algunos sectores del partido tras conocerla, no así en otros en los que tras las manifestaciones de decepción hechas por el propio Iturgaiz se contemplaba su salida. La decisión, avanzada hoy por el grupo Vocento, supone que dejará los cargos que como vicepresidente ocupa en la Ejecutiva de Vizcaya del PP y como miembro del Comité Ejecutivo Nacional del partido. Esta mañana la presidenta del PP en Vizcaya, Raquel González, ha confirmado que fue el propio Iturgaiz quién le comunicó la decisión por vía telefónica. González ha señalado que Iturgaiz seguirá siendo «un activo para el PP vizcaíno, ya que no abandona el partido y se ha mostrado a disposición de la formación.

Hasta ahora Iturgaiz ocupaba sendas vicesecretarias en el PP de Vizcaya y en el Comité Nacional del Partido. Iturgaiz, que accedió a la Eurocámara en 2004, confiaba en poder seguir figurando en la plancha de salida del PP para las elecciones del próximo 26 de mayo. Sin embargo, tras conocerse el orden de quienes ocuparán los puestos de salida, el propio político vizcaíno expresó desde El Salvador, donde se encuentra como observador del proceso electoral, su «decepción» por el lugar que el partido le había reservado para concurrir a los comicios europeos.

Iturgaiz comunicó ayer la decisión a la dirección del partido. En el PP vasco aseguran que seguirá siendo «un activo» para la formación

El director de Faes, Javier Zarzalejos figura como el vasco con mayor peso en la plancha europea de Casado para el 26-M que encabeza la exministra, Dolors Montserrat. Zarzalejos es vizcaíno, como Iturgaiz. El ex presidente del PP vasco en realidad figura en el mismo puesto que en las pasadas elecciones, si bien con menores opciones de salir elegido por la previsible caída de eurodiputados que sufrirán los populares.

 

El propio Iturgaiz ha hecho pública su decisión a través de las redes sociales asegurando que comienza «con ilusión una nueva etapa de mi vida». Añade que abandona la política «con el orgullo de haber defendido Europa y el País Vasco bajo las siglas de mi partido PP». Afirma que se siente orgullo también de haber defendido «la unidad de España combatiendo al nacionalismo, luchando contra el terrorismo» y después de haber «defendido a las víctimas».

El desplazamiento del ex presidente del PP en el País Vasco ha sido interpretado en algunos sectores del PP en Euskadi como un nuevo gesto de renovación de la nueva dirección del partido y que ha optado por relegar a quienes no respaldaron a Casado en las pasadas elecciones a la presidencia de la formación. Iturgaiz apoyó, como la mayor parte del PP vasco, la candidatura de Soraya Sáez de Santamaría. En el caso de la renovación en el PP vasco, se decantó por apoyar a la actual secretario general del partido, Amaya Fernández y a la presidenta en Vizcaya, Raquel González.

Sucesor de Mayor Oreja

La decisión de abandonar la política supone el final de una larga trayectoria política. Iturgaiz comenzó como concejal en el Ayuntamiento de Bilbao y como Juntero en las Juntas Generales de Vizcaya. Durante una década, hasta 2004, fue parlamentario en la Cámara de Vitoria, para pasar después a ocupar, bajo el liderazgo de Esteban González Pons, parte del grupo del PP en la Cámara europea. En 2014 no fue reelegido pero la designación de Miguel Arias Cañete como comisario de Agricultura le permitió ocupar su lugar.

Iturgaiz ha asegurado que inicia una nueva etapa en su vida «orgulloso» de su trayectoria en defensa de la unidad de España, la lucha contra ETA y el apoyo a las víctimas.

En 1993 accedió a la secretaría general del PP vasco, cargo que ostentó hasta 1996, cuando fue elegido presidente en sustitución de Jaime Mayor Oreja. Estuvo al frente del PP en un periodo especialmente convulso en Euskadi y en el que los enfrentamientos políticos entre formaciones nacionalistas y constitucionalistas marcó la política en Euskadi. Tras abandonar la presidencia del PP vasco le sustituyó en el mismo María San Gil.

Con Jaime Mayor Oreja como candidato logró que el PP se situará en el segundo lugar en el País Vasco. Nacido en Santurtzi en 1965, Iturgaiz, estuvo en el punto de mira de ETA hasta en dos ocasiones, una de ellas junto el resto de la dirección del PP vasco cuando ETA intentó hacer estallar una bomba en el cementerio de Zarauz durante un acto en enero de 2001 en recuerdo de José Ignacio Iruretagoyena, concejal popular asesinado por ETA en 1997. El fallo del mando a distancia que debía activar el explosivo impidió la tragedia.

Iturgaiz habla inglés y fue uno de los primeros presidentes del PP en Euskadi que habló euskera. Aficionado a la acordeón curso estudios como profesor de este instrumento.