España | País Vasco | Política

La izquierda abertzale inicia una campaña de ‘desinfección antifascista’ tras el paso de Vox, PP y Cs

Sortu asegura que la pone en marcha para "erradicar esa suciedad antes de que sea demasiado tarde"

logo
La izquierda abertzale inicia una campaña de ‘desinfección antifascista’ tras el paso de Vox, PP y Cs
Protestas en Rentería ante la llegada del líder de Ciudadanos, Albert Rivera.

Protestas en Rentería ante la llegada del líder de Ciudadanos, Albert Rivera. MIKEL SEGOVIA

Resumen:

La izquierda abertzale ha puesto en marcha una “campaña de desinfección antifascista” tras los actos políticos celebrados el pasado fin de semana por PP, Vox y Ciudadanos en Euskadi. Actos que en el caso de los dos mítines celebrados por la formación de Santiago Abascal en San Sebastián y Bilbao, el sábado, y de Cs ayer en Rentería, se saldaron con graves incidentes tras las movilizaciones impulsadas por el entorno de la izquierda abertzale y colectivos antifascistas. A través de las redes Sociales, Sortu, la formación de la izquierda abertzale, ha dado a conocer que ha activado una campaña de “desinfección”, a semejanza de la llevada a cabo en algunos municipios de Cataluña contra Ciudadanos.

En el vídeo divulgado estos días por Sortu, un grupo de limpieza ataviado con petos con el lema “Gora Herria, Basque people” acude hasta el Kursaal de San Sebastián, donde el sábado por la mañana se celebró el mitin de Vox, y acordona el hall exterior que da acceso al complejo con paneles amarillos decorados con símbolos franquistas. Posteriormente, friegan con jabón Fairy el suelo y que enjuagan posteriormente. A lo largo del mismo uno de los integrantes del comando de limpieza asegura que el “fascismo y la extrema derecha son una amenaza para Euskal Herria”. Señala que han acudido para “imponer su programa involucionista” y que no se lo van a permitir.

 

El mensaje promovido por Sortu afirma que “el trifachito quiere ensuciar todo con mentiras e insultos” por lo que la formación de la izquierda abertzale ha decidido poner en marcha “una campaña de desinfección antifascista para erradicar esa suciedad antes de que sea demasiado tarde”.

La iniciativa es similar a la que se llevó a cabo en Amer (Girona), la localidad de Carles Puigdemont, donde un grupo de vecinos procedió a desinfectar el espacio donde intervino una delegación de Ciudadanos liderada por Inés Arrimadas. Los vecinos desinfectaron con lejía parte de la plaza donde intervinieron los representantes de la formación naranja. Precisamente ayer el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se refirió a ese episodio en Rentería. Lo hizo para reprochar a los movimientos radicales que no fueran “tan valientes” para “echar lejía con los del 3% en Cataluña o con los asesinos aquí en Rentería, qué pena”.