Política Desafío independendista en Cataluña

La Fiscalía planea renunciar al único testigo protegido del juicio del ‘procés’

Los fiscales del Supremo Consuelo Madrigal y Jaime Moreno. EFE

La Fiscalía del Tribunal Supremo tiene previsto renunciar a la práctica del interrogatorio del único testigo que tenía la condición de protegido en el juicio del ‘procés’, según informan fuentes fiscales a El Independiente.

Se trata de un agente de los Mossos d’Esquadra que declaró con protección en las diligencias previas 1341/2017 del Juzgado de Instrucción Número 4 de Lérida. La Sala que preside el magistrado Manuel Marchena tras deliberar sobre dicha testifical –la única admitida con la condición legal de ‘protegida’- decidió el pasado mes de enero aceptar dicha prueba. Pero el Ministerio Público planea ahora a renunciar a la misma debido a que el testigo ha sufrido amenazas y presiones tras declarar en sede judicial, por ejemplo, que los Mossos debían espiar a los agentes de Policía y Guardia Civil. De ahí, que dicha prueba se solicitara ocultando el rostro y la identidad del testigo.

Sin embargo, fuentes de la Fiscalía entienden que la pasividad de los Mossos ya ha quedado acreditada en la vista oral y que, por lo tanto, dicha testifical que puede suponer algún riesgo para el agente de la policía autonómica catalana no resulta ahora tan imprescindible como cuando se propuso.

Durante su declaración ante el juez de Lérida, el citado agente desveló que los Mossos d’Esquadra tenían obligación de informar sobre los movimientos llevados a cabo por la Guardia Civil y Policía para impedir el referéndum del 1-O. Relató, además, que recibieron unos ‘briefings’ donde se les dio una serie de directrices encaminadas a facilitar la celebración de la consulta ilegal. Por ejemplo, en esas reuniones informativas se les prohibió llevar a cabo un gran número de acciones, entre ellas, entrar a la fuerza en los colegios electorales.

La mayor parte de guardias civiles y policías que han testificado en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo han coincidido en relatar la actitud pasiva de los Mossos ante el referéndum del 1-O. Junto a la inactividad por impedir la celebración de la consulta declarada ilegal por el Tribunal Constitucional, hubo agentes que narraron los seguimientos que les hicieron los miembros de la Policía de Cataluña mientras otros contaron incluso que patrullas de Mossos camuflados alertaban de los votantes de la llegada de policías y guardias civiles a los colegios de votación. Incluso un policía afirmó que un mosso salió del colegio Calderón de la Barca de Barcelona con las urnas del referéndum ilegal para llevarlas a un domicilio particular.

También ha declarado en el Salón de Plenos del Alto Tribunal como testigo una miembro de los Mossos que sin rodeos reconoció que ni impidió las votaciones ni trató de interceptar las urnas. No obstante, afirmó que no recibió ninguna instrucción directa del Govern para actuar así.

Por su parte, a lo largo de toda la vista oral, los altos mandos de la Policía Catalana que han declarado han tratado de defender su autonomía e independencia frente al Ejecutivo catalán que encabezó Carles Puigdemont y que acabó proclamando de forma unilateral la independencia de Cataluña el 27 de octubre de 2017.

Comentar ()