Política

El PP espera que Casado, "moderado" y "presidencial", suba el tono frente a Rivera

García Egea acusa al líder de Ciudadanos de haber hecho "el juego sucio" a Pedro Sánchez al atacar en el debate al candidato popular

Debate en RTVE: la llegada de Albert Rivera.

Debate en RTVE: la llegada de Albert Rivera. EFE

«Moderado», «presidencial», «institucional», «constructivo»… Esos son algunos de los epítetos con los que distintos dirigentes del Partido Popular consultados por El Independiente han calificado la intervención de Pablo Casado en el primer  debate de esta campaña electoral, que se celebró en RTVE con gran éxito de audiencia. Y la sensación es generalizada tanto entre sus más acérrimos partidarios como entre aquellos insertos en el sector crítico, que aseguran preferir este Casado al bronco de los mítines, aunque, eso sí, esperan que este noche en Atresmedia no se deje comer el terreno por el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que protagonizó la confrontación con Pedro Sánchez.

Es el líder de Ciudadanos el que acude a la cita de este noche en con la sensación de haber resultado ganador en el primer round, lo que le obliga en muy buena medida intentar mantener un nivel de protagonismo y de efectismo que se le pueda ir de las manos, como quedó demostrado en ese «minuto de oro» en el que estuvo a punto de hacer naufragar su papel en el debate. En todo caso desde Cs subrayan que haber sido el triunfador de la pasada noche «traslada la presión a los demás» y auguran que serán éstos los que modifiquen su estrategia.

El presidente de Ciudadanos «lideró la oposición, lo que era nuestro objetivo»

Admiten que el primer debate marca el segundo «y puede haber variaciones para los que no les fue bien este lunes, aunque es verdad que no hubo un perdedor absoluto, un k.o.». El objetivo de Rivera «volverá a ser Pedro Sánchez», y no tanto Casado, al que vieron renuente, «sin entrar al ataque, sin estar especialmente brillante en sus alusiones al presidente del Gobierno».  El presidente de Ciudadanos «lideró la oposición, lo que era nuestro objetivo». No cabe duda que en Ciudadanos están exultantes con el resultado de este debate en una semana trascendental para inclinar de uno u otro lado a los millones de indecisos que hay en este país, no ya solo dentro del bloque del centro-derecha, sino también entre PSOE y Ciudadanos, lo que puede hacer inclinar la balanza de uno a otro lado.

Sin embargo, a juicio del secretario general del PP, Teodoro García Egea, Rivera no es consciente de que el adversario común es Pedro Sánchez y no Casado. Acusa al líder de Cs de haber hecho «el juego sucio» al atacar al candidato popular, «que es el único que puede poner freno» al socialista. «Rivera parece que quiere  estar contento este lunes en la sede de Ciudadanos, pero que toda España esté triste porque Sánchez ha vuelto a revalidar cuatro años más de Gobierno», ha afiramdo en una comparecencia en la sede del partido.

Cambio de formato

En todo caso el debate de esta noche en Atresmedia tiene un formato distinto con respecto a de RTVE porque los moderadores, Ana Pastor y Vicente Vallés, jugarán un papel más activo formulando directamente preguntas a los candidatos «de modo que te da menos tiempo para preparar las respuestas», dicen en Ciudadanos. En Génova también apuntan a que «como el formato es más ágil», se verá un Casado adaptado a las nuevas circunstancias.

Un antiguo dirigente con despacho en Génova aboga porque Casado «lance algún dardo a Rivera, como que nosotros somos la experiencia y él no ha gestionado nunca nada, y tratar de confrontar un poco más con Sánchez, pero todo eso sin pasarse, muy medido», señala un antiguo cargo con despacho en Génova, que asegura haber visto a su jefe de filas «muy moderado» porque «el voto a Vox está decidido y el que se discute es entre PP y Cs y si parecemos radicales se nos van con Rivera», aduce para explicar el tono con que su jefe de filas afrontó esa cita decisiva.

Hay que evitar que Rivera lidere el bloque de la oposición», dice un líder territorial del PP

A esta tesis se apunta un barón territorial, que si bien defiende la estrategia de «serenidad y tranquilidad» que transmitió Casado en el debate en el Ente público, apuesta por no dejar que el líder de Ciudadanos «sea la voz de la alternativa. Hay que subir un poco el tono» para el debate a cuatro de esta noche. Y otro más, añade que el aspirante popular a la presidencia del Gobierno «debe tener capacidad para modular la estrategia a fin de evitar que Rivera lidere el bloque de la oposición». Opina que Casado se presentó al debate televisivo de la pasada noche «con argumentos, pero rígido» frente a la «soltura» de Rivera que fue el que más se divirtió.

Precisamente, un ex ministro señala que Casado «está en ‘modo presidente’ frente a un Rivera más gamberro, más bullanguero, divertido, pero no presidencial». De cara a la «segunda vuelta» del debate televisivo, apuesta por mantener el mismo tono, «si acaso, un poquito de caña a Sánchez por sus mentiras y su falta de credibilidad».

Uno de los nuevos barones territoriales apuesta por el estilo «presidencial» y sin interrumpir» de Casado, aún admitiendo que «el riesgo que corres a cambio de ser muy presidenciable y de hacer que primen las propuestas frente a peleas» es quedar desdibujado, hasta el punto de que hubo momentos en que parecía desaparecido.

«Gris, sin emoción alguna»

«No se trata de hablar mucho, sino de hablar bien. Casado estuvo presidencial, Rivera efectista e Iglesias puede ser efectivo para los suyos», insiste en la misma línea un líder territorial. Sólo otro pone el contrapunto crítico y es, precisamente, alguien destacado por sus posiciones moderadas. Opina que Casado estuvo «gris» «sin emoción alguna» y que «perder la agresividad no puede ser no tener pasión».

Ahora cabe preguntarse si Génova toma nota respecto a una intervención que si bien ha recibido el aprobado de los principales dirigentes del partido, echan de menos algo más de mordiente para no dejarse comer el terreno por un Rivera en estado de gracia para los suyos y a los que se considera ganador de la contienda televisiva.

En declaraciones a la SER el vicesecretario de Organización popular y estratega de la campaña, Javier Maroto, ha defendido que mientras que otros aspirantes a la Moncloa «utilizaron los ‘zascas’ permanentes, las acusaciones o las interrupciones, Casado se presentó como un candidato presidenciable, moderado, pero desde luego con muchísimo programa y propuestas, muchas veces irrefutables».

 

Comentar ()