Política

El PSOE se enroca en la mentira de Sánchez sobre la 'carta fake' de la Junta de Andalucía

logo
El PSOE se enroca en la mentira de Sánchez sobre la 'carta fake' de la Junta de Andalucía
José Luis Ábalos.

José Luis Ábalos. EFE

Resumen:

El PSOE no pedirá disculpas por la actitud de Pedro Sánchez, que en el debate de Atresmedia de este martes hizo pasar la petición de un ciudadano particular a través del Portal de la Transparencia como una iniciativa de Ciudadanos y PP para elaborar «listas negras» de trabajadores en materia de violencia de género en la Junta de Andalucía.

Tanto Pablo Casado como Albert Rivera han exigido disculpas al presidente del Gobierno. El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha declarado este miércoles que Sánchez «sabía» que la carta «era falsa» y el gobierno autonómico ha tachado el argumento de Sánchez como «una mentira como una catedral». El PSOE, sin embargo, no ha mostrado visos de rectificación pese a lo evidente de la manipulación.

En el debate, Pedro Sánchez acusó a PP y Ciudadanos de estar enviando cartas a psicólogos y médicos que trabajan en atención a víctimas de violencia de género en las que se solicitan sus datos personales. Lo cual es falso. De hecho esta iniciativa, propuesta por Vox, ya fue rechazada por el Parlamento andaluz, que controla Ciudadanos, alegando que incumplía, entre otras, la Ley de Protección de Datos.

Lo que exhibió Sánchez ante los 9,5 millones de espectadores del debate de Atresmedia es la petición particular de un ciudadano a través del Portal de la Transparencia. La ley obliga a las administraciones a tramitar estas peticiones y trasladarlas a los funcionarios afectados, que tienen un plazo de 15 días para ofrecer la información o no hacerlo, presentando alegaciones. La Junta de Andalucía no envió ninguna carta a funcionarios exigiendo sus datos, sino que trasladó la petición de un particular que los profesionales tienen la libertad de rechazar.

Preguntado por esta circunstancia, José Luis Ábalos, número dos de Sánchez en el PSOE, se ha enrocado en la manipulación con una explicación enrevesada. «Sí, pero es un particular que en todo caso responde a una iniciativa que ha planteado Vox», ha dicho en Al Rojo Vivo, tratando de extenderla a PP y Ciudadanos porque son «socios en Andalucía». Sin embargo, un gobierno del PSOE habría estado igualmente obligado a dar traslado de la petición de un particular en el Portal de Transparencia, independientemente de sus apoyos parlamentarios.

Otra de las personas de confianza de Sánchez dentro del PSOE, Adriana Lastra, también usaba la famosa carta como argumento de peso anoche, durante el debate. «Sí, listas negras. Sí, el PP, Cs y la ultraderecha haciendo listas negras de trabajadores y trabajadoras contra la Violencia de género. Sí, tenemos que pararlos», escribía Lastra en Twitter, acompañando su mensaje del contenido de la carta, que desmiente su afirmación. De hecho, la Ley 1/2014, al amparo de la cual se realiza la petición, fue aprobada por el gobierno autonómico de Susana Díaz.