Albert Rivera celebró el ascenso de Ciudadanos en las elecciones generales, pero dejó claro que su idea es mantenerse en la oposición y no formar un gobierno con el PSOE de Pedro Sánchez. «Haremos una oposición leal a la constitución», ha afirmado Rivera después de que el partido naranja obtuviera 57 escaños, 25 más que en las últimas generales.