Política

Del desplome electoral a la ruina económica: el PP ‘perderá’ 11,8 millones tras el 28-A

El partido dejará de ingresar unos 8,7 millones en subvenciones para compensar los gastos originados por la campaña y verá recortadas en otros 3,08 millones al año las asignaciones a sus grupos parlamentarios tras perder 71 diputados y 74 senadores

logo
Del desplome electoral a la ruina económica: el PP ‘perderá’ 11,8 millones tras el 28-A
El secretario general del PP, Teodoro García Egea, valorando los resultados del 28-A este lunes.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, valorando los resultados del 28-A este lunes en la sede del partido. EFE

Resumen:

El hundimiento del PP en las elecciones generales celebradas este domingo pasará una costosa factura económica a la formación que lidera Pablo Casado: sus ingresos se desplomarán al disminuir a la mitad el número de diputados y senadores, lo que comprometerá gravemente su situación económica-financiera y le obligará a adoptar medidas para reducir gastos.

En relación con los comicios de 2016, los populares verán reducida en una cantidad aproximada de 8,7 millones de euros las subvenciones que la Ley del Régimen Electoral General (Loreg) prevé para que los partidos políticos puedan hacer frente a los gastos originados por las actividades de la campaña. Hace tres años, con Mariano Rajoy aún en el timón, fue la formación con mayor representación en el Congreso (137 diputados) y tenía la mayoría absoluta en el Senado.

En concreto, la ley fija una subvención de 21.167,64 euros -idéntico importe al de las anteriores generales- por cada escaño conseguido en cualquiera de las dos cámaras legislativas, cantidad a la que se suman 81 céntimos de euro (Congreso) y 0,32 euros (Senado) por cada voto obtenido siempre que al menos un miembro de la candidatura haya logrado sacar su acta.

Extrapolando estos importes a los resultados cosechados por el PP este domingo, los 71 diputados menos que se sentarán en la nueva legislatura en el hemiciclo de la Cámara Baja hará que la subvención baje de 2.899.966 euros (2016) a 1.397.064 euros. En el caso del Senado, la reducción es ligeramente superior: de 2.751.793 a 1.185.387 euros.

El PP ingresará tres millones menos en subvenciones por los gastos de la campaña tras perder 74 senadores y 71 diputados

En cuanto a los votos, el PP suma 4.208.677 con derecho a subvención -el total asciende a 4.356.023 al 99,99 % del escrutinio, si bien hay que excluir 147.346 sufragios al no haber obtenido ningún representante en las circunscripciones de Girona, Lleida, Tarragona, Álava, Vizcaya, Guipúzcoa y Ceuta- en el caso del Congreso, lo que se traducirá en unos 3,4 millones euros. Esta cifra contrasta con los 6,4 millones que le correspondieron hace tres años tras rozar los ocho millones de votos.

A la espera del escrutinio definitivo, el cálculo realizado por este diario cifra en unos 3,64 millones la cantidad que el PP recibirá por los votos obtenidos por sus senadores, frente a los 6,28 millones de 2016. A efectos de la subvención, sólo computarán unos 11,38 millones de sufragios, dado que más de dos millones se emitieron en 19 circunscripciones en las que las candidaturas de los populares no han logrado representación: Álava, Barcelona, Vizcaya, Cádiz, Ceuta, Formentera, El Hierro, Fuerteventura, Guipúzcoa, Girona, La Gomera, La Palma, Lanzarote, Lleida, Menorca, Sevilla, Tarragona y Zaragoza.

El PP no desvela su presupuesto

El PP ha sido el único partido que se ha negado a revelar cuál ha sido su presupuesto para la campaña del 28-A. Las fuentes del partido dijeron a El Independiente el pasado viernes que, una vez terminado el proceso electoral, “los gastos se pasan al Tribunal de Cuentas y se publicarán en tiempo y forma”.

En los anteriores comicios generales, los populares declararon gastos por un montante de 12.251.493,92 euros: 6.641.592,65 euros por operaciones ordinarias (publicidad exterior, en prensa y radio, gastos financieros…) y 5.609.901,27 euros en envío de propaganda electoral, según se detalla en el informe de fiscalización de las contabilidades de las elecciones a Cortes Generales celebradas el 26 de junio de 2018.

El desplome de los ingresos del PP procederá también de otra vía: las subvenciones que reciben mensualmente los grupos parlamentarios en ambas cámaras, donde la merma anual superará los tres millones de euros en relación con los ingresos que le garantizaban los resultados obtenidos hace tres años.

Los ‘populares’ declaraban al cierre de 2017 deudas por 24,86 millones, en su mayoría a largo plazo

En el caso del Congreso, la ayuda fija asciende a 28.597,08 euros y la variable a 1.645,49 por diputado. Al perder 71 representantes, la formación que preside Pablo Casado dejará de ingresar 116.829,79 euros al mes (1.401.957 euros si el cómputo abarca todo el año).

El Reglamento del Senado, por su parte, establece una ayuda fija a los grupos de 15.200 euros al mes y una subvención adicional de 1.900 euros mensuales por escaño. Teniendo en cuenta que se ha dejado en el camino 74 senadores electos, el PP recibirá 140.600 euros menos al mes de lo que ha venido percibiendo desde las elecciones de 2016, elevándose el recorte anual a 1.687.200 euros.

De acuerdo con las cuentas anuales correspondientes a 2017, las últimas publicadas en su web, el PP registró ingresos públicos en dicho ejercicio por 37.351.427,06 euros (18,9 millones por subvenciones anuales para gastos de funcionamiento y 17,5 millones en aportaciones de grupos institucionales) y otros 6.630.393,48 euros de origen privado. De esta cantidad, las aportaciones de afiliados, adheridos y simpatizantes representaron 6.595.624,55 euros: 4.183.205,44 en concepto de cuotas y 2.412.419,11 euros en contribuciones de cargos públicos.

Casi medio millar de empleados

El partido declaraba una plantilla de personal formada por 451 trabajadores, cuyas nóminas y seguros sociales representaron un gasto de 20,93 millones. La actividad ordinaria absorbió otros 23.151.530,36 euros, desglosados en servicios exteriores (22.752.632 euros) y tributos (398.898,17 euros).

A 31 de diciembre de 2017, la formación conservadora declaraba deudas por 24,86 millones de euros, de los que 21,6 millones eran a largo plazo. En este capítulo se consignan los 24 préstamos hipotecarios vivos, con plazos de vencimiento que abarcan desde 2019 a 2045.

Vox recibe el doble del coste de su campaña

Vox recibirá 2,11 millones de euros en subvenciones públicas por los 24 escaños con los que ha irrumpido en el Congreso y por los votos cosechados en las elecciones generales celebradas este domingo.

Según la normativa en vigor, el Estado subvenciona con 21.167,64 euros cada escaño del Congreso y del Senado, con 81 céntimos de euro cada voto obtenido en la Cámara Baja por las candidaturas que obtienen escaño y con 32 céntimos en la Cámara Alta.

El partido de Santiago Abascal no ha conseguido representación en el Senado, pero sí en el Congreso, donde sus 24 diputados le reportarán 508.023,36 euros, a los que hay que sumar los 1.610.366,67 euros por los 1,98 millones de sufragios que se han traducido en escaños.

En concreto, Vox ha conseguido representación en 18 provincias españolas: todas las andaluzas salvo Huelva y Jaén (6 diputados), así como en Badajoz (1), Ciudad Real (1), Toledo (1), Zaragoza (1), Baleares (1), Asturias (1), Alicante (2), Valencia (1), Madrid (5) y Barcelona (1), Murcia (2), Valladolid (1).

A esas cantidades se sumarán los 817.066 euros anuales que el partido que el grupo de Vox en el Congreso recibirá al año en concepto de subvenciones fijas (28.597,08 euros mensuales) y variable en función del número de diputados (1.645,49 euros por escaño).

La formación que lidera Abascal puso en marcha una campaña de captación de fondos para financiar la campaña electoral. El partido se marcó como objetivo recaudar un millón de euros, cantidad a la que no ha llegado. Según informa en su web, el dinero reunido asciende a 739.890,28 euros (el 73,99 %).