Candidatos de Podemos a la alcaldía de Valladolid arropados por Pablo Echenique y Pablo Fernández (segundo por la izquierda), líder en Castilla y León.

Candidatos de Podemos a la alcaldía de Valladolid arropados por Pablo Echenique y Pablo Fernández (segundo por la izquierda), líder en Castilla y León. EUROPA PRESS

Política

El pucherazo de Podemos en Valladolid: "Nadie quiere ir contigo en las listas. Así que te vas"

Una grabación revela las maniobras para poner de candidato a alcalde al sexto en las primarias y varias expulsiones arbitrarias

Unidas Podemos salvó la papeleta el 28-A: donde muchos auguraban un desmoronamiento, el partido resistió a la izquierda del PSOE con Pablo Iglesias a la cabeza a pesar de caer siete puntos, del 21,1% de 2016 al 14,3% actual. Las elecciones autonómicas y municipales del próximo 26-A van a ser distintas: en muchas localidades la marca morada va a entrar en descomposición, corroída por las escisiones, expulsiones y navajazos. Tantos son los desmanes acaecidos en los círculos estos cuatro años a lo largo y ancho de la geografía española que se antoja imposible recopilarlos en una lista.

Los desgarros se producen sin cesar a nivel local, caso del consejo ciudadano de Valladolid, uno de los últimos -y más sangrantes- episodios conocidos: un pucherazo en toda regla en la lista al Ayuntamiento de la capital pergeñado al alimón por las direcciones municipal y autonómica; un candidato que se retira sustituido por otro al que los inscritos habían situado de número seis, unos supuestos «errores informáticos» que nunca han sido demostrados; expulsiones de candidatos incómodos por, en teoría, incumplir el código ético y un audio que revela la verdadera naturaleza inquisidora de estas purgas. Así lo revelan los testimonios, documentos y grabaciones obtenidos por El Independiente.

Los muñidores del desgarro son los secretarios generales autonómico y local

«Ahora mismo solo hay seis o siete personas activas en el círculo, es decir, la mitad de los dirigentes del consejo ciudadano local», resume un afiliado sin cargo, José Manuel Conde. Para justificar las decisiones se ha abusado del artículo 7 del Reglamento para los procesos internos municipales, según el cual y «ante circunstancias excepcionales» como ser una ciudad de 250.000 habitantes (Valladolid tiene 299.000), las direcciones autonómicas pueden vetar o bendecir a cabezas de lista. Los principales muñidores del destrozo son los líderes de Podemos en Castilla y León y Valladolid, Pablo Fernández e Israel Álvarez, respectivamente. La principal perjudicada, la abogada Rosa María Martín, que quedó segunda en las primarias.

Paso 1: El «error informático»

La rama vallisoletana de Podemos, como la de muchas otras muchas circunscripciones, ha vivido una legislatura convulsa: a los pocos meses de las municipales de 2015 en las que consigue tres concejales de 29 posibles, el partido se desangra. La cabeza de lista de hace cuatro años ahora va en las listas del PSOE. Los ediles rompen con el círculo y viceversa… La hegemonía de la izquierda en Valladolid reside en Toma La Palabra (IU + Equo) y en el PSOE del alcalde Óscar Puente. En junio de 2018, Podemos Castilla y León decide refundar el círculo y tira de Israel Álvarez, quien se impone en la secretaría general local por solo 10 votos de diferencia a Rosa María Martín. Borrón y cuenta nueva para un partido que llevaba años apagado. O eso parecía.

A principios de febrero Israel Álvarez concurre como cabeza de lista y se impone. Rosa María Martín es elegida tercera por los afiliados. Y ocurre algo más: Álvarez insiste ante los medios que el sexto en liza, el desconocido Miguel Holguín, ha quedado en realidad tercero por delante de Rosa María Martín pero que esto no aparece reflejado «por un error informático». «En el Consejo Ciudadano Municipal (CCM) nos dijeron que había un error informático», relata Jacinto Santiago, 61 años, número seis de la lista y también purgado. «Les dije que en los últimos 10 años, justo antes de jubilarme, había trabajado en el departamento de informática de mi empresa y que aquel error podía estar solucionado en cinco minutos».

El candidato a la alcaldía vencedor en primarias se retiró por sorpresa y saltó a la lista regional

Todo apunta a que la obsesión por subrayar el error informático es una maniobra para subir a Holguín, quien había recibido pocos votos. La formación ha respondido a este medio con capturas de conversaciones de Telegram y un e-mail interno en el que se advierte a la dirección regional que Holguín aparece en una lista independiente, fuera de la oficial. «Pero este error se subsanó», confía un miembro del CCM desde el anonimato. «En las primarias Holguín estaba donde tenía que estar. Si ha habido un error informático, ¿por qué no enseñan el correo de confirmación?», sospecha esta fuente.

Paso 2: El pucherazo 

El 22 de marzo, el secretario general suelta la bomba en el último CCM convocado hasta hoy: Israel Álvarez renuncia a ser candidato. «Nos dijo que se había presentado para impedir que se presentaran otros», cuenta otro asistente, igualmente anónimo. «Es decir, que insultó a todos los inscritos».

En base a un falso «error informático» quisieron aupar arriba de la lista a un candidato

Álvarez deja pasmados a muchos anunciando que se retira de candidato a alcalde, pasando a encabezar la lista por Valladolid para las elecciones autonómicas. Añade que también se retira la número dos -que se va con él a la lista regional- y que el candidato de la mayoría del CCM es Miguel Holguín, quien de acuerdo con la versión del error informático era el tercero, lo que nunca se ha demostrado. Lo que tenía pinta de ser un consejo tranquilo estalla en intrigas e imprecaciones mutuas.

Rosa María Martín, elegida número tres en primarias al Ayuntamiento de Valladolid y expulsada por la dirección.

Rosa María Martín, elegida número tres en primarias al Ayuntamiento de Valladolid y expulsada por la dirección.

Rosa María Martín dice que ella es la tercera en liza y que, aunque no quiere ser candidata, no acepta el dedazo por encima de los inscritos. «Para justificar que todo era perfectamente legal hicieron una conexión por Skype con un jurista. Yo recuerdo que me largué», indica Jacinto Santiago. El «jurista» era Andrés Dueñas, investigador predoctoral de Derecho en la universidad y, con solo 26 años, conocido en la izquierda vallisoletana por cambiar con frecuencia de partido y copar cargos remunerados.

Una responsable de prensa envió un audio interno de Echenique para borrarlo minutos después

La prensa local recoge el «malestar» de las bases. Abdul Gadiri, miembro del CCM que ha rechazado hablar con El Independiente, critica en Twitter el atropello. «El consejo empezó a las 19.30 horas. Tenía pensado acudir sin problemas a un acto de lectura de poesía a las 22 horas y llegué pasadas las 23 horas», rememora Rosa María Martín.

Ante la falta de consenso, el consejo local eleva la decisión a la dirección autonómica apoyándose en la «excepcionalidad» de tener que cerrar la candidatura en 17 días y en no tener candidato. Y aquí viene una de las cosas más raras: desde prensa se ha enviado a este medio un audio del responsable estatal de Organización, Pablo Echenique, en el que éste se muestra favorable a que se resuelva la candidatura con el máximo consenso a la vez que atribuye la culpa a Podemos-Castilla y León. Pero aquí surgen dos rarezas más: primero, da la sensación de que Echenique está leyendo a la vez que envía el audio y, segundo, la responsable de prensa que envía el archivo por Telegram al periodista decide borrarlo poco después. «Ya tienes suficientes pruebas», alega.

Paso 3: Las purgas

El Consejo de Coordinación Autonómico (CCA) tiene lugar de manera virtual: por Telegram. Miguel Holguín es ratificado candidato y se expulsa a dos personas de la lista, Rosa Martín y Jacinto Santiago. El responsable de Organización de Podemos-CyL, Alejandro Rodríguez, asegura -siempre por Telegram- que la baja se debe a que «ambos están pendientes de un proceso en la Comisión de Garantías por incumplimientos del código ético de Podemos». Cuando se le pregunta qué código han incumplido, Rodríguez se solivianta: «Como comprenderás, no podemos hacer público el contenido de un expediente a la Comisión de Garantías». ¿Han sido expulsados de la lista por incumplir el código? «Sí», responde.

Miguel va a ser el candidato. Es indiscutible. Tú te has opuesto y no estarás en la lista»

La versión de la dirección autonómica es completamente falsa. Así lo atestigua la grabación del encuentro entre Israel Álvarez y la diputada regional por Burgos Laura Domínguez, del lado oficial, y Rosa María Martín, en el que los primeros manifiestan a la segunda -con la voz quebrada- que la echan porque los demás no quieren ir con ella en la lista. He aquí un extracto de la conversación:

-. Laura Domínguez: Nosotros tenemos claro que Miguel Holguín va a ser el candidato municipal, esto es incuestionable y no es debatible (sic), porque lo que ha sucedido es una cuestión de que no ha funcionado bien el sistema informático. Miguel va a ser el candidato, era la tercera persona que iba en la candidatura municipal. Esto conlleva que, ante la situación de que tú te has opuesto a que Miguel sea candidato, no estarás en la lista municipal.

-. Rosa María Martín: Me parece estupendo que vosotros decidáis quién es el candidato saltándoos a los inscritos e inscritas. Esto ya no es una cuestión mía. Es una cuestión de cómo se han hecho las cosas. De principios. El hecho de que tú digas, Laura, que ha habido un problema informático es irrelevante. Ha habido unas votaciones. ¿Os parece bien? Pues ya está. Yo no estoy en el partido que quería estar. Me habéis tratado muy mal. No sé si os parece moral. Si podéis dormir por la noche, fenomenal.

-. L. D.: Rosa, yo creo que aquí ha habido…

-. R. M. M.: Dime cómo vais a sacarme de la candidatura. ¿Vais a anular las primarias?

-. L. D.: Israel renuncia a su puesto. Miguel va de número uno. Y tú, como eres la única persona en el CCM que dice que no puede ser candidato.

-. R. M. M.: No soy la única persona.

-. L. D.: La mayoría del consejo municipal…

-. R. M. M.: Eso no lo decide el consejo. Es que yo estoy alucinando con lo que me estás diciendo. ¿Me dices que me vas a sacar de una candidatura elegida por los inscritos e inscritas por la vía de hecho?

-. L. D.:: El Consejo Ciudadano Autonómico tiene potestad para, o sea…, se cambia el cabeza de lista por la renuncia de Israel, el consejo municipal lo da por hecho salvo, entiendo, una o dos personas…

-. R. M. M: El cuerpo de lista no lo podéis mover. No podéis.

-. L. D.: Se puede mover el cuerpo de lista para meter fichajes o…

-. R. M. M. : A mí me has dicho que me vas a sacar.

-. L. D.: Estás en desacuerdo con la posición del consejo…

-. R. M. M.: ¡Esto es un chantaje!

-. L. D: No, no lo es.

-. R. M. M.: Sí que lo es. Antes de meterme en este partido me leí los documentos, de Vistalegre, los estatutos, el de feminismos que dice que va a promover la participación de mujeres… En fin: dices que soy la única persona en desacuerdo, lo cual no es cierto, y que como no estoy de acuerdo me sacáis por una vía de hecho. O estás de acuerdo o te vas.

La diputada autonómica entonces se confiesa.

-. L. D.: La cuestión es que ninguna de esas personas quiere estar en esta candidatura si estás tú.

-. R. M. M.: Es que eso no lo decides tú, perdona. Lo deciden los inscritos.

La discusión dura 10 minutos. La procuradora por Burgos zanja el tema. «Ante la tesitura de que quedan 17 días para cerrar la lista municipal, que tú y otra persona sois las únicas que os oponéis y que el resto de la lista se niega a estar en la misma lista que tú, el consejo autonómico tiene que tomar una determinación, que es la de conformar una lista en la que tú no estés».

Paso 4: las elecciones

Hace cuatro años la dirección estatal de Podemos prohibió a los círculos usar la marca Podemos. Ha llovido mucho tiempo: en la ciudad del Pisuerga la formación morada concurre como «Podemos – Valladolid» porque de otra manera sería muy difícil rascar. El partido vive horas bajas: el secretario estatal de Comunicación Juanma del Olmo perdió el escaño obtenido en 2016 por esta provincia, en beneficio de Vox: es muy difícil encontrar a alguien en Valladolid que hable bien de Del Olmo, uno de los lugartenientes de Pablo Iglesias que apenas pisó la circunscripción los últimos años.

Un afiliado: «Algunos no admitimos pulpo como animal de compañía»

Tanto en Castilla y León como en la mayoría de ayuntamientos Podemos e IU (que gobierna Zamora) están divididos. Un afiliado sin cargos, José Manuel Conde, sintetiza el momento actual. «En las generales de 2015 en la caseta de Podemos trabajábamos de voluntarios 30 personas. Ahora no se llega ni a un tercio. Algunos seguimos sin admitir el pulpo como animal de compañía».

Comentar ()