Política

El Gobierno respira tras el último simulacro electoral: "El resultado fue positivo"

La empresa adjudicataria del escrutinio provisional de los resultados de las elecciones locales y europeas del 26-M ganó el contrato al ofrecer claramente la mejor oferta económica, pero no fue la que presentó la propuesta técnica más puntuada

Un elector introduce la papeleta en una urna.

Un elector introduce la papeleta en una urna. EFE

«El resultado del simulacro fue positivo, el sistema funcionó como estaba previsto». El Gobierno en funciones considera superado el ensayo general llevado a cabo el pasado sábado por la empresa adjudicataria del escrutinio provisional de las inminentes elecciones locales y europeas, después de los problemas detectados en la prueba realizada justo una semana antes.

Fuentes de la Secretaría de Estado de Comunicación han indicado a este diario que «no es necesario repetir más simulacros» con representantes de la Administración, Delegaciones y Subdelegaciones del Gobierno tras la evolución del último ejercicio, organizado para confirmar «los mecanismos de contingencia del sistema».

El cambio de la empresa adjudicataria que se encargará del escrutinio provisional de los resultados de la doble cita electoral del próximo domingo -de Indra Sistemas SA a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Scytl Secure Electronic Voting SA y Vector Software Factory SL- ha generado dudas sobre el funcionamiento del operativo de transmisión de datos el próximo 26-M, avivadas tras las incidencias registradas en el caótico simulacro llevado a cabo el pasado 11 de mayo. Ello llevó a Scytl a convocar tres días después un nuevo ensayo parcial, sin que esta prueba estuviera inicialmente prevista.

«Como consecuencia del protocolo establecido por el Ministerio del Interior, el último simulacro no fue para comprobar el funcionamiento ordinario de dispositivos, que ya están verificados, sino para confirmar los mecanismos de contingencia del sistema, tal y como se hizo en las elecciones generales del 28 de abril. Se seguirá trabajando con normalidad durante esta semana en el dispositivo general, como se hace en todas las elecciones», han indicado las fuentes.

En concreto, los representantes de la Administración tenían que acceder a la aplicación a las nueve de la mañana para notificar la apertura de las mesas. Una hora después debían enviar el dato ficticio del primer avance de participación, a las 11 horas había que transmitir el segundo avance de participación, a las 12 horas el supuesto escrutinio de los resultados de las locales y europeas y, a las 13 horas, los de los comicios autonómicos y/o cabildos si fuera el caso.

La empresa adjudicataria ofreció la oferta económica más baja, pero no fue la que presentó la mejor propuesta técnica

Igualmente, los funcionarios de Extremadura, Castilla La Mancha, Castilla y León tuvieron que enviar también los datos simulados de los resultados de las elecciones autonómicas, así como en Canarias los de los comicios a los cabildos insulares. El ensayo terminó a las 14 horas.

Representantes de la Administración que participaron en la prueba de verificación han indicado que lograron transmitir los datos, aunque con mayor lentitud que en anteriores procesos electorales. «No tuve problemas significativos y puede enviar la información. Ahora bien, la aplicación facilita que haya más errores, se ha eliminado el dígito de control y la pantalla es más pequeña», señaló un funcionario.

«Los móviles se quedan sin conectividad y, salvo la apertura de mesas, se han tenido que dar todos los datos a través de llamada telefónica», detalló uno de los funcionarios canarios que se encargarán de  transmitir la información electoral el próximo domingo.

Primeras locales sin Indra

Por primera vez no será Indra la prestataria de los servicios de obtención y difusión del escrutinio provisional de unas elecciones municipales, al haberse impuesto Scytl y Vector en el concurso convocado por el Ministerio del Interior a finales del pasado año con motivo de los comicios del 26 de mayo de 2019.

Detalle de las ofertas presentadas por Scytl e Indra con motivo de las elecciones municipales y europeoas del 26-M.

Detalle de las ofertas presentadas por Scytl e Indra con motivo de las elecciones municipales y europeas.

La adjudicataria se llevó el contrato tras presentar una oferta económica (8.767.249,16 euros) notablemente inferior a la de Indra (10.889.385,32 euros). La propuesta ganadora es un 45 % más barata que el precio con el que la multinacional logró el encargo con motivo de las elecciones municipales celebradas el 24 de mayo de 2015 (15.730.000 euros).

Según se detalla en el pliego de cláusulas administrativas que reguló el procedimiento de contratación, la valoración económica suponía un 70 % del peso de la adjudicación. El 30 % restante correspondía a los aspectos técnicos, criterio en el que Indra Soluciones Tecnologías de la Información SLU fue claramente mejor: obtuvo 29,8 puntos de los 30 posibles, casi seis más que su competidor.

Valoración técnica de las dos ofertas presentadas al concurso.

En concreto, Indra obtuvo el doble de puntos que su rival -cuatro frente a dos- tanto en el capítulo de difusión de resultados como en el plan de comunicaciones según los requerimientos previstos en el pliego de prescripciones técnicas. También fue mejor en la presentación de la oferta técnica (tres puntos frente a uno y medio de Scytl) y en el diseño tanto del plan de formación de los representantes de la Administración, delegados y subdelegados del Gobierno y juntas electorales como en los manuales de usuario de los dispositivos móviles con los que se transmitirá la constitución de las mesas, los avances de participación y el escrutinio provisional de resultados.

Auditoría del CNI

Tanto Indra como Scytl pasaron la auditoría inicial encaminada a la certificación del sistema electoral ofertado de acuerdo con las exigencias requeridas a los sistemas clasificados como de nivel alto por el Esquema Nacional de Seguridad y fue realizada por el Centro Criptológico Nacional (CCN), dependiente del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

El adjudicatario ha suministrado dispositivos móviles a los 22.300 representantes de la Administración para que, el día de las elecciones, comuniquen la constitución de las mesas y envíen los datos de participación y el resultado de la votación al Centro de Proceso de Datos (CPD), donde se tratará la información recibida y se aplicarán las fórmulas para la asignación de escaños y para calcular cuántos electores depositaron la papeleta en las urnas antes de que se den a conocer públicamente los resultados.

Según las condiciones del concurso, la empresas está obligada a tener previstos los mecanismos de detección de incidencias «en toda la cadena de recogida, transmisión, recepción, tratamiento y difusión de los datos» y las «herramientas necesarias para resolverlas».

Te puede interesar

Comentar ()