Política

Funcionarios de Prisiones avisan a Pedro Sánchez: "No pararemos, queremos justicia"

La asociación de trabajadores de Instituciones Penitenciarias que convocó la manifestación de este martes advierte de que el Ministerio del Interior no tendrá la paz social hasta que se atiendan sus demandas, como mejoras salariales y cobertura de plazas

logo
Funcionarios de Prisiones avisan a Pedro Sánchez: "No pararemos, queremos justicia"
Cabecera de la manifestación secundada este martes por funcionarios de Prisiones en Madrid.

Cabecera de la manifestación secundada este martes por funcionarios de Prisiones en Madrid. EP

Resumen:

«Creemos por lo que luchamos y no vamos a parar, no van a tener la paz social hasta que nos den lo que nos merecemos. Ni más ni menos. Queremos justicia y no nos van a parar. Llevamos dos años luchando y nos da igual estar otros dos más o los cuatro que dura la legislatura. Así de claro». Es el mensaje que trasladan funcionarios de Prisiones a Pedro Sánchez tras el «éxito contundente» de la manifestación que, convocada por la asociación ‘Tu abandono me puede matar’, varios centenares de trabajadores secundaron este martes en Madrid coincidiendo con la constitución de las Cortes Generales y en vísperas de que el líder socialista vuelva a formar gobierno.

En plena ejecución del acuerdo de equiparación con el que se recortará la brecha salarial de policías nacionales y guardias civiles con los Mossos d’Esquadra, lo que conllevará un desembolso de 807 millones de euros entre 2018 y 2020, el colectivo se considera «olvidado» por el Ministerio del Interior y se ha propuesto que se atiendan las reivindicaciones que sindicatos y asociaciones sectoriales vienen demandando sin éxito desde hace años.

Uno de los pilares de la reclamación es la «dignidad salarial». La citada asociación de trabajadores de Instituciones Penitenciarias demanda una subida lineal para todos los empleados de 450 euros al mes, lo que supondría un desembolso adicional de más de 124 millones de euros anuales. Para justificar su petición, recuerdan que un funcionario de prisiones en Cataluña percibe «700 euros más al mes» que los trabajadores de cualquier cárcel gestionada por el Estado.

La mejora de las condiciones salariales también cristalizaría si se accediera a que el cuerpo de ayudantes de Instituciones Penitenciarias se incluya en el grupo B del funcionariado -en vez del C1, como en la actualidad- atendiendo a la cualificación académica que se exige para poder optar a una plaza y que el nivel mínimo se eleve del 15 al 17 para equiparar así a estos empleados públicos con policías nacionales y guardias civiles, lo que también tendría repercusión en sus nóminas.

La asociación que convocó la manifestación de este martes advierte de que no habrá paz social hasta que se atiendan las demandas

El hecho de que el Gobierno de Pedro Sánchez haya tenido que prorrogar los Presupuestos al no poder sacar adelante su proyecto de ley en el Parlamento -lo que desencadenó el adelanto electoral y la convocatoria del 26-A- impide que esta demanda se pueda atender este año aun en el caso de que existiera voluntad política.

Junto al aumento del sueldo, el colectivo considera imprescindible que se cubran las 3.400 vacantes que -en su opinión- suman los centros penitenciarios como consecuencia de las restricciones presupuestarias aplicadas durante la crisis económica y la falta de reposición de plazas, lo que ha deteriorado las condiciones laborales de la plantilla.

Instituciones Penitenciarias ha convocado en los tres últimos años 2.070 plazas en el cuerpo de ayudantes. En la convocatoria de 2019 se han ofertado concretamente 831, a las que aspiraron 13.297 opositores. Los nuevos funcionarios se incorporarán a sus destinos el próximo 11 de junio, según han avanzado fuentes del Ministerio del Interior.

Oferta de 1.000 plazas en 2020

Un portavoz del departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska indicó que el próximo año se convocarán casi 1.000 plazas más, al tiempo que destacó que la proporción de funcionarios en relación con los reclusos ha mejorado respecto al ratio que se registraba hace una década: de 5,67 presos por trabajador en 2008 a 4,38 a finales del pasado año. Ello ha sido posible por el notable descenso de la población penitenciaria, que en dicho periodo ha pasado de 63.470 a 50.811 internos (un 20 % menos).

La mejora de la formación, el incremento de medios, el reconocimiento del funcionario de prisiones como agente de la autoridad, la apuesta por una uniformidad más operativa y el cambio de denominación a cuerpo de oficiales de Instituciones Penitenciarias -eliminando el término ‘ayudantes’- completan las reivindicaciones del colectivo.

«A Pedro Sánchez le diría que tiene la oportunidad de cambiar Prisiones. Su llegada nos ilusionó a todos, pero no se ha hecho efectiva y nos sentimos engañados. En su primer mes, lo primero que hizo Pedro Sánchez, con Grande-Marlaska al lado, fue prometer que iba a mejorar las condiciones laborales y salariales de los funcionarios de Prisiones. Aún estamos esperando simplemente que se sienten con nosotros», expone Manuel Galisteo, coordinador general de la Asociación ‘Tu abandono me puede matar’.

A la espera del nuevo Gobierno

El pasado mes de octubre, cuando el hoy ministro del Interior en funciones apenas llevaba cuatro meses en el cargo, el colectivo de Prisiones llevó a cabo la primera huelga general tras la convocatoria promovida por los sindicatos CCOO, ACAIP-USO, UGT, CSIF y la Confederación Intersindical Galega (CIG) en demanda de mejoras salariales y de una reclasificación que reduzca a dos los nueve tipos de centros penitenciarios que coexisten en la actualidad.

Galisteo dice que la manifestación de esta semana les da «mucha fuerza» y asegura que empiezan a notar un cambio en el «tono» por parte de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias. «Me dicen que esta semana me van a dar cita para reunirnos y hablar de la mesa de negociación. Y la diputada Zaida Cantera se compromete a conseguirme una cita cuando el PSOE nombre a su portavoz en la comisión de Interior para empezar el diálogo. ¿Lo cumplirán? Hasta ahora no lo han cumplido», expone el portavoz.

Comentar ()