El diputado por Huelva Juan José Cortés, entrando en el Congreso con su maletín.

Juan José Cortés entrando en el Congreso con su maletín. EFE

Política

Maletines de lujo para los ministros, de 'bajo coste' para los diputados

Las carteras repartidas hace un año a los integrantes del gabinete de Pedro Sánchez, en piel de vacuno y letras con película de oro, costaron entre 911 y 1.033 euros; las de los nuevos parlamentarios, en polipiel, han salido por 30 euros cada una

Hace ahora justo un año, cuando tuvo lugar el último cambio de Gobierno, los ministros de Pedro Sánchez posaban orgullosos en sus respectivas tomas de posesión con el maletín negro que lleva estampado el nombre de su ministerio en letras con película de oro. Desde hace unos días, a los diputados se les ve entrar y salir de la Cámara Baja con una cartera portadocumentos de color cuero en la que se lee ‘Congreso de los Diputados’.

Hay una notable diferencia: el precio. Unos son de lujo y otros de bajo coste. Unos son de piel de vacuno y otros de polipiel, un material artificial con apariencia de cuero. Eso sí, tanto unos como otros están ejecutados de manera artesanal y mayoritariamente en talleres de Ubrique (Cádiz), la ‘capital’ española de la marroquinería.

El Congreso ha destinado 12.136,30 euros a la compra de 400 maletines para repartir entre los parlamentarios salidos de las elecciones generales celebradas el pasado 28 de abril, según los datos facilitados a este diario por la secretaría general de la Cámara Baja. El pedido incluye un sobrante -son 350 los diputados- para disponer de existencias en caso de que se produzcan nuevas incorporaciones por las posibles bajas que se puedan registrar durante la legislatura que acaba de echar a andar.

En concreto, el coste unitario de cada cartera ha ascendido a 30,34 euros, cantidad que incluye el IVA y el estampado de las letras plateadas que lleva en el frontal. El adjudicatario del pedido ha sido Piel Galván SL, una empresa ubriqueña especializada en la fabricación artesanal de todo tipo de artículos de piel y proveedor del Congreso desde hace varios años. Una remesa de fundas porta-carnés para la acreditación de ex parlamentarios ha sido uno de los pedidos que había servido con anterioridad.

Las carteras de los ministros costaron entre 911 y 1.033 euros; las de los diputados, en polipiel, han salido por 30 euros cada una

Se trata de maletines de 42 centímetros de ancho, 30 de alto y 4,5 de fondo con asas ergonómicas y cierre de pestillo. «El material ha sido polipiel, puesto que el presupuesto era muy reducido. Pero los hemos fabricado artesanalmente y utilizando las mejores materias primas como cerraduras, porta-asas, forros…», detalla el director gerente, Manuel Galván.

El coste de este pedido no tiene nada que ver con el que supuso la adquisición de 18 carteras para entregárselas a los integrantes del gabinete de Pedro Sánchez cuando asumieron sus responsabilidades en junio de 2018. La cuantía de ese encargo ascendió a unos 16.500 euros, según los datos recabados entonces por este diario a través del Portal de la Transparencia. Los precios variaban según el proveedor que los proporcionara, oscilando entre los 911,13 y los 1.033,34 euros cada una.

Claro que esos maletines no eran de polipiel sino de piel vacuna box calf y sus dimensiones son ligeramente mayores (44 centímetros de ancho por 36 de alto y 16 de fondo), incorporando otros elementos que el modelo solicitado para el Congreso no tiene como cinco fuelles, un bolsillo interior frontal y otro exterior. Incluye también portabolígrafos y tarjetero, pudiendo elegirse dos tipos de cerradura: con clave o llave.

Carteras en ‘stock’

El gabinete de Pedro Sánchez -en funciones desde el pasado 29 de abril- está formado por 18 personas, pero se necesitaron 19 carteras por una razón sobrevenida: la dimisión de Màxim Huerta como ministro de Cultura y Deporte tras conocerse que defraudó a la Agencia Tributaria casi 200.000 euros entre 2006 y 2008 -en su etapa de presentador televisivo- y su sustitución por José Guirao cuando no llevaba ni una semana en el puesto.

Pero sólo hubo que encargar 18 porque había una en stock. La cartera que Carmen Montón llevó al Consejo de Ministros como titular de Sanidad, Consumo y Bienestar Social antes de verse forzada a dimitir por el presunto plagio del Trabajo Fin de Máster (TFM) se había adquirido en 2015, según la información facilitada por dicho departamento. Entonces costó 726 euros (IVA incluido), necesitándose hace un año solamente que se grabara el escudo de España y la nueva denominación del ministerio (antes era Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad). Ello supuso un gasto de 118,58 euros.

Comentar ()