El ministro saliente ha sido breve en su discurso como su paso por Cultura «si de un libro se tratara, paso página. Si esto fuera el teatro, bajo el telón».  Y ha añadido que si esto fuera un concierto «no me pidáis bises». Y ha entregado la cartera al nuevo hombre de Cultura y Deportes deseándole mucha suerte: «Disfruta de la Cultura y el Deporte».

José Guirao, ex director del Museo Reina Sofía, ha recibido la cartera después de prometer el cargo ante el Rey. En sus primeras palabras como responsable de Cultura ha destacado al ministro «por su generosidad por asumir el reto que le planteó Pedro Sánchez y por su generosidad al renunciar, será un ejemplo para mí».

Guirao sustituye en Cultura a Màxim Huerta que presentó ayer su dimisión después de menos de una semana en el cargo y tras conocerse su condena por fraude fiscal. En el acto ha estado arropado por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la de Educación y portavoz del Gobierno, Isabel Celáa, además de ministros anteriores de la cartera que han estado presentes en el traspaso del cargo: Cesar Antonio Molina y Carmen Alborch.

En su discurso ha tenido unas palabras de cariño para Carmen Alborch: «ella me trajo a Madrid en el año 93, trabajar con ella fue maravilloso y aprendí casi todo con ella»,  ha recordado el nuevo ministro. Los funcionarios presentes han aplaudido a Guirao y le han dado muestras de cariño, al ser un viejo conocido de la casa. «Conozco bien el Ministerio, pero me tengo que poner al día», ha asegurado Guirao.

«Trabajo, trabajo y trabajo»

Entre los propósitos de  Guirao al asumir el puesto ha prometido «trabajo, trabajo y trabajo, más prudencia y valentía en un adecuado equilibrio» como fórmula para su gestión. En cuanto a Deporte ha expresado sus mejores deseos para La Roja, «no recuerdo que hayamos estado más unidos que cuando ganamos el Mundial». También ha revindicado el deporte como fuente de salud y el deporte de las personas con discapacidad por su capacidad integradora. En este sentido a la prensa deportiva le ha pedido paciencia: «dejadme que me aplique», ha pedido.

Guirao ha sido director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, director de La Casa Encendida de Madrid, director de Bellas Artes y Archivos del Ministerio de Cultura y director general de Bienes Culturales en la Junta de Andalucía.

En la puerta del Ministerio, de nuevo la música para el nuevo munistro. La del coro del Teatro de la Zarzuela que protesta, como hace una semana en la toma de posesión de Màxim Huerta, por la fusión con el Teatro Rel. «¡No es fusión, es privatización!», corean. Déjà vu en plaza del Rey.