Política

Cs admite que se complica la 'operación Villacís', aunque no lo descartan

Fuentes de Ciudadanos aseguran que pese a resultar complicado investir a Villacís por el órdago mantenido por el equipo de Almeida, todo está abierto en Madrid y no descartan poner la "guinda" en algún consistorio

logo
Cs admite que se complica la 'operación Villacís', aunque no lo descartan
La candidata a la alcaldía de Madrid, Begoña Villacís.

La candidata a la alcaldía de Madrid, Begoña Villacís. EUROPA PRESS

Resumen:

Ciudadanos ha reconocido que se complica la operación para que Begoña Villacís sea la alcaldesa de Madrid, pero aseguran que el objetivo que se pusieron no era tanto liderar ejecutivos autonómicos y municipales como entrar a gobernar y eso se va a cumplir.

Fuentes del partido, según han explicado a EFE, insisten en que la prioridad ante estas segundas elecciones autonómicas y locales para Cs era cogobernar, como han hecho en Andalucía, y aunque están intentando todavía poner la «guinda» en algún sitio, presidiendo alguna institución, son conscientes de que los números son los que son.

Sin embargo, en una entrevista en Telecinco, Albert Rivera ha afirmado que la candidata de la formación naranja «sería una gran alcaldesa» de Madrid, al tiempo que aconsejaba al líder del PP, Pablo Casado, que actúe con «humildad» porque su partido perdió «miles de votos» en la capital en las últimas elecciones municipales.

Su prioridad es negociar con el PP, al que no han conseguido superar en los comicios y, en el caso de la capital, aunque se han quedado a tan solo cuatro concejales (11 frente a 15) de rebasar a los populares, a tres días de que se constituyan los ayuntamientos, no ven muchas opciones para que Villacís pueda ocupar la Alcaldía ante el órdago mantenido por sus socios de gobierno.

De hecho, el aspirante popular, José Luis Martínez-Almeida, ha dejado claro este miércoles que eso «no es negociable» después de remitir a Cs y a Vox un programa de investidura que entiende que es «perfectamente asumible por cualquier votante de centro derecha».

Sobre las negociaciones en Murcia y Castilla y León, las mismas fuentes aseguran que están muy avanzadas y que sería el PP quien presidiría ambas comunidades.

En Murcia, incluso están ya en la fase del reparto de la estructura, una vez que ayer se constituyó la Asamblea y que antes de diez días se propondrá un candidato que fijará el debate de investidura.

También afirman que van muy bien en Castilla y León, donde el candidato de Cs Paco Igea, el aspirante díscolo que no quería mantener al PP, está ahora muy implicado en las negociaciones y ha sido quien ha redactado las exigencias al PP.

Aragón, aún siendo ahora el escenario autonómico más complicado para Cs, es donde podrían tener opción de tener la Presidencia siempre y cuando se dé la carambola política que posibilite, por un lado, que el PAR recapacite y «vuelva a casa», dicen, una posibilidad que desde la formación naranja no ven descabellada pese al acuerdo que tienen ya firmado con los socialistas.

Creen que la división que existe dentro del partido regionalista a cuenta de la estrategia de pactos puede que haga cambiar de idea a la dirección del PAR.

La otra circunstancia que puede catapultar a Daniel Pérez hasta la Presidencia autonómica es que el PP deje que caiga su candidato en favor del naranja por los reparos que tienen, según Cs, sobre su historial académico, ya que retiró de su currículum el título de Derecho que obtuvo en la Universidad Rey Juan Carlos, tras el escándalo de Cristina Cifuentes.

En ningún caso, Ciudadanos posibilitará que repita el socialista Javier Lambán y si no dan los números para que salga adelante el acuerdo que tienen ya firmado con el PP, señalan que no tienen ningún problema se tienen que repetir las elecciones.

Las mismas fuentes subrayan que Ciudadanos no negociará ningún gobierno tripartito con Vox, cuyo apoyo necesitan para sacar adelante la mayor parte de acuerdos de investidura que están negociando con el PP, y dejan absolutamente claro que el partido de Santiago Abascal no tendrá ninguna consejería.

Ni se han planteado, dicen, que puedan formar parte de estructuras intermedias de gobierno, como direcciones generales o presidencias de empresas públicas, y no van a firmar ningún documento donde la estructura del ejecutiva esté tan detallada.

En todo caso, cualquier decisión que se adopte tendrá que pasar el filtro de la dirección de Cs, señalan al referirse al pacto en la Comunidad de Madrid entre el PP y Vox por el que este partido de ultraderecha estaría en el Ejecutivo en proporción a su representación parlamentaria