Política

Rufián abre la puerta a la abstención de Sánchez: "No hemos venido a bloquear"

"Estamos por sacar las togas de la política, las porras, y hacemos esta interpelación al PSOE", señala el portavoz de ERC

logo
Rufián abre la puerta a la abstención de Sánchez: "No hemos venido a bloquear"
Adriana Lastra y Gabriel Rufián, en el Congreso.

Adriana Lastra y Gabriel Rufián, en el Congreso. EFE

Resumen:

Predisposición de ERC para permitir la investidura de Pedro Sánchez con su abstención. El portavoz parlamentario del pratido, Gabriel Rufián, ha expresado lo «positivo» de la reunión mantenida este jueves con la dirigente socialista Adriana Lastra en la ronda de contactos para la formación de Gobierno. El diputado catalán ha relatado su coincidencia en la existencia de un «conflicto» en Cataluña y ha adelantado que continuarán las conversaciones, en las que los republicanos pedirán «diálogo, no represión ni 155». «No venimos con la intención de bloquear absolutamente nada», aunque esto «no significa dar un cheque en blanco a Pedro Sánchez». «Estamos por sacar las togas de la política, las porras, y hacemos esta interpelación al PSOE».

Rufián ha afrontado la reunión con el PSOE de tú a tú y ha destacado la importancia de que se reúnan «la fuerza política que ganó España y la que ganó  en Cataluña en las pasadas generales». En este punto, el republicano ha advertido de que «la gente espera una etapa de diálogo, de negociación, de reconocimiento mutuo y de salir de este bucle perverso de represión, de amenazas». En este punto, ha apelado a la «valentía» de las izquierdas «frente a las derechas» para llegar a un acuerdo.

«La reunión ha sido positiva, hemos ido con el mejor ánimo y predisposición, yo lo he dicho públicamente: me alegra encontrarme o hablar con el PSOE de Lastra y no de García Page, Lambán o Borrell«, ha afirmado en su comparecencia posterior en rueda de prensa. «Siempre es positivo encontrarte enfrente con una persona dialogante, de izquierdas, y que entiende que hay un conflicto político y hay que retornar a la política. Lo de hoy es un primer paso para seguir dialogando», ha expresado.

En un tono institucional, Rufián ha puesto el balón en el tejado del PSOE, «No es tanto qué hacemos nosotros sino qué hace el PSOE con nosotros», ha advertido el dirigente, que ha pedido «sacar las togas de la política», en referencia al juicio de procés, y ha rechazado «las políticas del 155 y actitudes represivas que no llevan a nada». El portavoz de ERC ha recordado el episodio del «relator», cuando el Gobierno abandonó una mesa de negociación con Quim Torra después de la polémica generada por los términos de los encuentros. «Nos conviene a todos un PSOE valiente, que no por una manifestación de ultraderecha se acobarde y se levante de una mesa de diálogo».

Reproches a Podemos

El diputado catalán también ha tenido palabras para la formación de Pablo Iglesias, a quien ha reprochado la petición de ministerios lanzada en las últimas semanas. Preguntado sobre una posible repetición electoral que ya barajan en el Gobierno, Rufián se ha mostrado contundente: «Me parece irresponsable hablar de unas nuevas generales, y esto es una interpelación directa a Podemos».

En este sentido, el dirigente ha mostrado su desacuerdo con la formación morada, con quien sí sintonizaba en sus primeros meses de vida, según ha explicado: «Vengo de la simpatía (…). Yo estaba contento de que en Cataluña hubiera una nueva formación política de izquierdas que entendiera» la situación catalana fuera de la política de bloques. «Empecé en la admiración, pero los he conocido y creo que tienen que hacer una reflexión interna porque los resultados electorales no dan tanto para pedir ministerios sino para pedir explicaciones internamente», ha señalado.

En su rueda de prensa al Congreso ha aprovechad para echar un rapapolvo a la dirección de Podemos, que ha fiado su supervivencia política a su entrada en el Ejecutivo de Sánchez. «Eso de hace 4 años de ‘si no me das un ministerio se repiten las generales’…La gente está harta y quieren diálogo y entendimiento». En este sentido, ha señalado que esta postura «sería un error, sobre todo para formaciones de izquierdas que viven de la ilusión, un concepto de izquierdas pero que se acaba, es finito».