Política

Valls asegura que PP y Cs "se equivocan" al pensar que "pueden manejar y jugar con Vox"

El concejal de Barcelona pel Canvi carga nuevamente contra Ciudadanos y critica que no levantasen un cordón sanitario a la extrema derecha pero sí lo hiciesen con el PSOE

El concejal del Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valls

El concejal del Ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valls EP

Manuel Valls vuelve a la carga contra Ciudadanos. Si ayer, en las primeras declaraciones que ofreció tras conocerse la ruptura expresa anunciada el pasado lunes por Inés Arrimadas en la sede nacional, se despachó a gusto contra sus ya ex compañeros de partido, este jueves el ex mandatario francés tampoco ha dejado títere con cabeza, atacando duramente la decisión de Cs y de PP de entrar a jugar en el tablero político con la extrema derecha.

«Desde Ciudadanos dijeron que no podía levantarse un cordón sanitario con Vox, y meses después se lo pusieron al PSOE», ha argumentado en una entrevista en la Cadena Ser, y ha continuado asegurando que los naranjas «se equivocan» al pensar «que pueden manejar y jugar con Vox».

«Cuando entras en el debate con Vox, ya estás perdiendo la batalla», ha asegurado, reafirmándose en la posición que ya defendió ayer en la multitudinaria rueda de prensa: que Ciudadanos ha perdido el centro y el liberalismo que llevaba «hace un año» en su ADN para convertirse en una formación «que pacta de hecho con una formación iliberal, reaccionaria y anti europea». «Ahora se pierden, porque deciden liderar las derechas y no ocupar una posición central», asegura.

Y Valls se ha hecho con el argumentario europeísta para atacar duramente a los de Rivera, echando más leña al fuego a las advertencias llegadas desde la secretaría de Estado para Asuntos Europeos de Macron, al ratificar que «en Europa no se entiende y preocupa» que en España «se pacte sin problema con la extrema derecha».

«El gran peligro en Europa es la extrema derecha y el populismo, ¿alguien piensa que Angela Merkel permitiría que su partido se aliase con Alternativa para Alemania? No, porque hay una historia en Europa, en Alemania, y España no está fuera de esa historia», ha defendido.

Así, pese a que el motivo expuesto por la Ejecutiva naranja para romper con su socio francés fue el hecho de desoír las advertencias del partido en lo que a apoyar a la «sectaria» Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona se refiere, lo cierto es que las grietas existentes entre el líder de Barcelona pel Canvi y Albert Rivera tenía nombres y apellidos: Santiago Abascal.

El ex ministro galo asegura que cuando él avisaba al partido de los peligros que podía conllevar el acercamiento a Vox, una postura criticada por la corriente europeísta del partido, entre ellos Valls, Garicano o Javier Nart, le decían que «era una escisión del PP» y que no había comparación con otras fuerzas ultraconservadoras, como la de Marine Le Pen.

Comentar ()