Fracasan las negociaciones entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. La reunión que ambos líderes han mantenido este martes con el fin de desbloquear la situación política de cara a la posible investidura en el mes de julio no ha dado los resultados esperados. Según apuntan fuentes socialistas, «Pablo Iglesias no ha variado su posición manteniendo su exigencia de un Gobierno de coalición» y que, incluso, «no ha descartado votar en contra de la investidura».

Fuentes de Podemos confirman esta versión, solo que con distintas palabras: «El PSOE no ha decidido si quiere un acuerdo con la derecha o con la izquierda».

Pese a la negativa de los morados de dar su brazo a torcer, el PSOE asegura que en julio se celebrará la investidura «con o sin apoyos».  «Hemos transmitido al candidato del PSOE que debe decidirse y que España necesita un gobierno estable y de izquierdas», indican los morados. «Queremos acuerdos claros, como los que hemos conseguido con el PSOE y otras fuerzas en varias comunidades autónomas».

El PSOE insiste en el Gobierno de Cooperación y añade una comisión de seguimiento

Los socialistas consultados aseguran que «Pedro Sánchez le ha propuesto» a Iglesias «un Gobierno de cooperación en tres ámbitos: programático, parlamentario e institucional». El PSOE además habría añadido una «novedad»: «una Comisión de seguimiento al posible acuerdo de gobernabilidad».

Una fórmula que ha descartado Podemos. Desde el ámbito de Iglesias se insiste en no entrar en «disputas sobre sillones grandes o sillones pequeños». Con todo, Unidas Podemos asegura estar «disponible para iniciar cuanto antes una negociación seria». Este lunes Pablo Iglesias tildó la amenaza del PSOE de ir a elecciones como «tomar a los españoles por tontos».