El líder de Ciudadanos en Castilla y León, Francisco Igea, que este lunes fue uno de los cuatro miembros del partido que votaron en contra del veto a negociar con Pedro Sánchez, ha asegurado que no va a abandonar la formación naranja y ha añadido que “la adolescencia es una crisis necesaria”.

“No abandonaré mi partido”, ha dicho en rueda de prensa Igea, en la que ha añadido que en Ciudadanos “la crítica es posible sin temor a nada”.

Igea ha confirmado en su rueda de prensa que ayer respaldó en la Ejecutiva Nacional la opción de que su partido permita la investidura de Pedro Sánchez a través de una abstención. “Se trata de dar una estabilidad al país”, ha defendido, antes de referirse con dureza a la posición de presión que está adoptando el PSOE.

“Empieza a ser intolerable e irresponsable que toda la carga de la prueba se ponga sobre Ciudadanos”, ha dicho el barón regional del partido naranja, que se ha preguntado si no hay “nadie en el PSOE que crea en la igualdad de los españoles, nadie en la Ejecutiva capaz de levantarse a decir que no podemos pactar con aquellos que justifican el asesinato de nuestros compañeros”.

Igea también ha defendido que se haga una oferta programática a Pedro Sánchez porque sin ella no se puede “desenmascarar” al socialista y reitera que “pactar no es traicionar”.

“Proponemos hacer a Pedro Sánchez una oferta pública que los españoles entiendan”, ha defendido, tras lo que ha compartido el análisis realizado por Toni Roldán a pesar de asegurar que no abandonará el partido porque considera que es el “instrumento más eficaz” para “hacer política” en España.