Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea discuten situar a la ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, al frente de la Comisión Europea y a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, como próxima presidenta del Banco Central Europeo. Son los dos ejes del acuerdo que parece estar generando consenso en Bruselas este miércoles y que incluiría a Josep Borrell como Alto Representante de Política de Exterior de la UE, máxima autoridad de la diplomacia comunitaria.

Los líderes llevan desde primera hora de este martes negociando en distintos formatos y grupos reducidos en Bruselas un nuevo reparto de los altos cargos en la UE, que situarían a la alemana al frente de la Comisión Europea y la francesa al frente del Banco Central Europeo, según han informado a Europa Press varias fuentes diplomáticas.

Se trataría de la única solución a la que han sido capaces de llegar los líderes europeo tras el fracaso de las negociaciones del pasado domingo, cuando las reuniones se extendieron durante casi 20 horas para acabar sin acuerdo de ningún tipo tras una intensa noche en vela. El acuerdo entonces pasaba por situar al socialista Frans Timmermans como presidente de la Comisión Europea y al popular Manfred Weber al frente del Parlamento Europeo. Sin embargo, importantes sectores del PPE estallaron contra Angela Merkel por haber cedido a ese acuerdo durante la cumbre del G-20 en Japón y boicotearon el reparto.

Calviño también aspira a un cargo

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha aplazado por tercera vez, hasta las 15.15 horas de este martes el inicio de la cumbre este martes para dar tiempo a los contactos entre delegaciones a fin de intentar facilitar que se llegue a un consenso sobre el reparto de los altos cargos.

Fuentes diplomáticas han explicado que los nombres de Ursula von der Leyen y de Christine Lagarde permanecen «estables» y no han sido rechazados por ninguna delegación, mientras que en el resto de cargos las opciones parecen más abiertas.

El cabeza de lista de los ‘populares’ europeos, Manfred Weber, seguirían optando a presidir la Eurocámara, pero fuentes diplomáticas han explicado a Europa Press que su mandato podría compartirlo con un español o con el búlgaro Sergei Stanishev, presidente del Partido Socialista Europeo. El primer ministro belga, Charles Michel, optaría a la presidencia del Consejo Europeo.

Así, el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, parece ahora el favorito para el puesto de Alto Representante de Política Exterior, aunque también se baraja al actual vicepresidente de la Unión Energética, Maros Sefcovic. Dentro del reparto de cargos, la actual ministra de Economía, Nadia Calviño, sería candidata al puesto de comisaria de Presupuestos en el próximo Ejecutivo comunitario, según han confirmado a Europa Press varias fuentes diplomáticas.