Ciudadanos ha pedido al Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM), uno de los organizadores de la manifestación del Orgullo LGTBI que se celebra este sábado en la capital, que «rectifique» y le permita llevar su carroza al desfile aunque no haya firmado el manifiesto, que considera un «documento político».

El partido liderado por Albert Rivera ha reiterado en un comunicado que participará en la manifestación porque «nunca ha faltado a la cita» y tampoco va a hacerlo en esta ocasión.

«Allí donde se defiende la libertad y la igualdad, Ciudadanos acude. El partido naranja lleva la bandera de la libertad y de la igualdad allá donde va, como también acude a cualquier acto o manifestación donde se defiendan y promuevan estos valores», ha asegurado.

Concretamente, asistirán, portando una pancarta, la portavoz nacional de Cs, Inés Arrimadas; la consejera de Igualdad de Andalucía, Rocío Ruiz; la responsable del área LGTBI de Cs, Patricia Reyes; y el candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado.

También participarán decenas de cargos institucionales de toda España, además de militantes y simpatizantes. Lo que no está previsto es que acuda Rivera, que sí estuvo en la manifestación de 2018.

Este año, la manifestación lleva por lema «Mayores sin armario. ¡Historia, lucha y memoria!» y reclama una ley LGTBI de ámbito nacional. En cuanto al manifiesto que deben firmar los partidos que quieran participar, incluye el compromiso de «no valerse de los partidos que defienden una ideología de extrema derecha para gobernar».

Ciudadanos ha rechazado alcanzar acuerdos programáticos con Vox y compartir gobierno con ellos. Sin embargo, forma parte, junto al PP, de gobiernos municipales de coalición que se pudieron constituir gracias a que la formación de Santiago Abascal apoyó la investidura de los alcaldes. Y lo mismo ocurrió a nivel autonómico en Andalucía, donde además los tres partidos firmaron un acuerdo para la aprobación de los Presupuestos.

En opinión de la formación naranja, el manifiesto del Orgullo se ha convertido este año en un «documento político» que «nada tiene que ver con la esencia de la marcha», pues «deja en un segundo plano la defensa de los derechos del colectivo». Por ello, mantiene su negativa a suscribirlo.

El PP tampoco ha querido firmar ese documento, mientras que otros partidos, como el PSOE, Podemos y Más Madrid sí lo han hecho, por lo que podrán llevar sus propias carrozas al desfile.

«Nadie debe sentirse discriminado por su ideología»

«A cerca de 24 horas de la manifestación del Orgullo, Cs todavía confía en que la Junta Directiva de COGAM recapacite y rectifique», ha indicado, señalando que esta fecha «debe ser un día de celebración y de reivindicación» en el que «nadie debe sentirse discriminado por su ideología».

En este sentido, el partido ha insistido en que «no pueden existir vetos» en lo que «debe ser una marcha transversal e inclusiva». «Nadie ha salido de un armario por su condición sexual para ser encerrado en otro por sus ideas. No se puede expulsar a las personas LGTBI liberales y progresistas del día del Orgullo» porque eso supondría «traicionar la esencia de la propia marcha», ha añadido.

Desde Ciudadanos defienden que en ediciones anteriores firmaron el manifiesto para expresar su «compromiso de trabajar por la defensa de los derechos y libertades LGTBI», un compromiso que, a su juicio, han demostrado «en todas las instituciones» donde cuentan con representación.