La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha tildado de «vergonzoso» el anuncio de un acuerdo entre PP y Cs a 48 horas de la sesión de investidura precisamente cuando esta mañana estaba tratando de ultimar un pacto programático con la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso.

«Estaba esta mañana, según habíamos acordado, terminando de revisar un documento para Isabel Díaz Ayuso. No han esperado ni a que lo mandara. Vergonzoso», ha reprochado Monasterio en Twitter tras conocer que este mediodía se presentará el acuerdo alcanzado entre los populares y la formación naranja.

Los portavoces de PP y Ciudadanos, Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado, respectivamente, firmarán hoy un acuerdo de gobierno para los cuatro años de Legislatura a 48 horas del pleno de investidura sin candidato.

Ambos dirigentes darán los detalles del pacto en una rueda de prensa, convocada este lunes a las 12 horas en la Cámara autonómica. Los equipos de negociación de ambos partidos llevan más de tres semanas de continuos contactos y reuniones para perfilar el contenido del mismo. Las principales desavenencias no han estado en el programa, en el que desde el principio han coincidido, sino en la estructura del Ejecutivo.

La suma de PP y Ciudadanos alcanza los 56 escaños, a once de la mayoría, por lo que es necesario que Vox decida qué hacer. Primero, de cara al pleno de investidura ya que son también necesarios sus votos para reconvertirlo en una sesión con candidato y, después, respecto a dar su visto bueno a un gobierno de centro derecha. El partido que lidera en Madrid Rocío Monasterio ya ha avisado que no dará su apoyo «gratis» y exige que las tres formaciones firmen abiertamente un «programa único común», que recoja algunas de sus peticiones como bajada de impuestos, cumplimiento de la legalidad en materia de inmigración y libertad educativa.

Ciudadanos, por su parte, insiste en que no negociará con Vox pero sí está dispuesto a sentarse con ellos para explicarle el acuerdo al que ha llegado con los ‘populares’. No tendría problema en que esté partido se sumase a posteriori al pacto cerrado.