Política

Moncloa niega que Sánchez ofreciera dos ministerios a Iglesias en su primera reunión

Por contra, fuentes moradas confirman a El Independiente que el presidente del Gobierno sí propuso al líder de Podemos dos carteras menores que este rechazó

logo
Moncloa niega que Sánchez ofreciera dos ministerios a Iglesias en su primera reunión
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias antes de su reunión en Moncloa tras las elecciones del 28A.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias antes de su reunión en Moncloa tras las elecciones del 28A. EFE

Resumen:

Las últimas semanas se ha asistido a un auténtico tira y afloja entre PSOE y Podemos para que estos últimos respalden la investidura de Pedro Sánchez, emplazada al próximo 23 de julio, sin prácticamente concesiones para los morados.

De hecho, todo apuntaba a que la investidura erraría tras la primera reunión en busca de consenso que mantuvieron Sánchez e Iglesias el pasado 25 de junio, cuando fuentes socialistas confirmaron que los resultados de la cita no habían sido los esperados por la negativa de los morados a renunciar a la exigencia de un «Gobierno de coalición», premisa por la cual no descartaban «votar en contra en la investidura».

Según confirman a El Independiente fuentes moradas solventes, fue precisamente durante ese primer contacto cuando el presidente del Gobierno en funciones ofreció a Pablo Iglesias entrar en el Ejecutivo ocupando «dos carteras menores», algo que el líder de Unidas Podemos rechazó de facto. Desde Moncloa, por contra, desmienten tajantemente a sus socios preferentes y niegan que Sánchez pusiese encima de la mesa tal propuesta.

En su entrevista en Telecinco, Pablo Iglesias ha denegado responder a esta cuestión por respeto a la privacidad de sus reuniones en Moncloa.

La dirección federal del PSOE aprobaba este lunes lo que formalmente se erige como un ultimátum de Sánchez a su homólogo morado: Gobierno monocolor y acuerdos programáticos antes de hablar del reparto de puestos en la Administración, que para Podemos estarían siempre fuera del Consejo de Ministros.

Los socialistas justifican su decisión en las graves discrepancias existentes en lo relativo con el desafío independentista catalán, recordando a los de Iglesias la deslealtad de su formación en la primera reunión de la Mesa del Congreso, cuando Podemos votó en contra de suspender en sus funciones como diputados a los políticos presos electos de ERC y JxCAT, una postura que choca con la mantenida por los socialistas en Cataluña, erigidas, en palabras de Cristina Narbona, en el diálogo dentro de la legalidad y de la Constitución.

Este mismo lunes, Iglesias rechazaba nuevamente la propuesta del candidato socialista después de haber acusado a este de estar haciendo «marketing» con la investidura. El líder de Podemos mantiene el pulso e insiste en entrar a formar parte del Consejo de Ministros al haber hecho tres concesiones programáticas al PSOE, la última precisamente sobre Cataluña. «Apostamos por el diálogo en Cataluña, pero asumimos que el liderazgo lo tiene que asumir el PSOE», aseveraba el líder de Podemos.