El PSOE ha aprobado hoy formalmente la última propuesta de Pedro Sánchez a Pablo Iglesias para que Unidas Podemos respalde la investidura del candidato socialista. La dirección federal del PSOE insiste en la formación de un Gobierno en solitario, sin ministros de Podemos, y lo justifica en las graves discrepancias existentes entre ambas formaciones en una materia tan sensible como el desafío independentista catalán. Así lo ha explicado la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, este lunes en rueda de prensa en Ferraz.

La dirigente socialista ha advertido de que el PSOE «no se va a mover» de su postura sobre Cataluña: diálogo dentro de la legalidad y de la Constitución. Y ha recordado la deslealtad de Unidos Podemos en la primera reunión de la Mesa del Congreso, cuando los dos representantes del partido de Iglesias votaron en contra de suspender en sus funciones como diputados de los políticos presos electos de ERC y JxCat, a pesar de los informes de los servicios jurídicos de la Cámara que recomendaban lo contrario. Esa votación causó gran preocupación en el PSOE, que considera que Unidas Podemos no es de fiar como socio en materia territorial.

Narbona ha negado que Ferraz esté trabajando en la hipótesis de la repetición electoral y ha insistido en que Unidas Podemos es el socio preferente del PSOE, con el que aspira a alcanzar acuerdos programáticos antes de hablar del reparto de puestos en la Administración, que para Podemos sería siempre fuera del Consejo de Ministros. La dirigente socialista ha subrayado que Sánchez aspira a gobernar con Unidas Podemos y que sólo contempla acuerdos con el PP y Ciudadanos en materia de pactos de estado como el Pacto de Toledo, la lucha antiterrorista o la política internacional.

La Comisión Permanente de la Ejecutiva federal del PSOE ha acordado por unanimidad este lunes la propuesta que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, trasladará mañana al líder de Unidas Podemos (UP), Pablo Iglesias, para conseguir su apoyo en el debate de investidura. En la cuarta reunión que mantendrán este martes en el Congreso, el candidato socialista insistirá en acordar un «Gobierno de cooperación» en tres ámbitos (parlamentario, programático e institucional), con una comisión de seguimiento de los acuerdos, así como la posibilidad de que Unidas Podemos plantee nombres independientes de reconocido prestigio como ministros.

Se trata de una síntesis de 38 páginas del programa electoral del PSOE, de 300, que servirá de base para el discurso de investidura de Pedro Sánchez y para ntentar negociar contenidos programáticos con otras fuerzas políticas. En el documento no hay referencias a la crisis catalana, el principal escollo para la entrada de dirigentes de Podemos en el Gobierno, y que se divide en cinco bloques: empleos dignos y pensiones justas; lucha contra la desigualdad de género; cambio climático; avance tecnológico y transición digital y Europa.

Pablo Iglesias ha vuelto a rechazar este lunes esa propuesta y ha insistido en entrar a formar parte del Consejo de Ministros. En los cursos de verano de Unidas Podemos en la Universidad Complutense de Madrid, Iglesias ha enumerado tres concesiones programáticas hacia Pedro Sánchez, la última sobre Cataluña. “Claro que apostamos por el diálogo y que nuestras posturas en Cataluña son muy diferentes, pero asumimos que el liderazgo lo tiene que asumir el PSOE”, ha asegurado.

En una entrevista el pasado jueves en Telecinco, Sánchez negó las acusaciones de Iglesias, que había asegurado que el PSOE está “obsesionado” con los sillones del Gobierno. Sánchez recordó la existencia de hasta seis ministros independientes de reconocido prestigio, que no están afiliados al PSOE, para demostrar que no tiene “sentido patrimonialista ni monopolizador” del Ejecutivo. Es más, ha anunciado que esa cifra aumentará en el próximo Consejo de Ministros.