Carmen Calvo, vicepresidenta en funciones, ha acusado a Podemos de que «no ha tenido voluntad de negociar. No ha sido posible. Nos han pedido literalmente el Gobierno. ¿Qué le quedaría al PSOE»?. Ha revelado, además, que Pablo Echenique advirtió que si Irene Montero no era vicepresidenta «no había nada que negociar» de cara a la investidura de Pedro Sánchez.

«Ayer tardaron tres horas en que nos descolgaran el teléfono», ha resaltado en contra de la actitud de la formación de Pablo Iglesias. «Ayer estuvimos peleando con seriedad hasta el último minuto. No podemos entregar los tributos y las políticas de gasto.¿Qué le quedaría al Partido Socialista, insisto. Triplicamos sus escaños».

Calvo ha revelado que Echenique advirtió que si Montero no era vicepresidenta «no había nada que negociar»

«Yo he negociado muchas veces en mi vida y para ir a una negociación tienes que saber en que terreno te mueves y hasta donde puedes llegar y creo que esto ha fallado en Unidas Podemos. Ha intentado negociar en una posición que no se corresponde con sus votos».

La vicepresidenta en funciones ha resaltado que «no les ha interesado en ningún momento que hubiera un documento con un programa para negociar».

Echenique , «estupefacto»

Minutos antes, Pablo Echenique, secretario de Acción de Gobierno, también en el programa Hoy por Hoy, de la Cadena Ser, ha señalado que «no tengo mucha confianza en que el PSOE se vuelva a sentar en las negociaciones». «Hubiera sido sensato que el partido del candidato siguiera hasta el último minuto», ha agregado Echenique. Dice sentirse «estupefacto» por que el PSOE «ha manipulado la propuesta de Podemos».

«El título del documento que envié a la vicepresidenta Calvo no era exigencias de Podemos», ha matizado.

«A lo largo del día de ayer el PSOE nos hizo tres o cuatro ofertas que nos dijeron que era la última, y no eran la última. Y hacia la siete o las ocho rompieron las negociaciones», explica.

«Y de lo que se trata es de tener competencias. En Vivienda no habría competencias para acabar con los desahucios o para regular los precios los alquileres. Es un ministerio que suena bien, pero que está prácticamente vacío de competencia. No permitiría mejorar la vida de la gente.Lo mismo ocurre con el ministerio de Igualdad, que no acabaría con la brecha salarial entre hombres y mujeres, por ejemplo», ha detallado el dirigente morado.

«De nuevo estamos hablando de un decorado, como dijo Pablo Iglesias. No queremos entrar en un Gobierno a toda costa. No queremos visibilidad ni proyección política, queremos llevar a cabo políticas públicas para arreglar la vida de la gente», ha manifestado en la Ser Pablo Echenique.

La dirección del PSOE aún espera que Unidas Podemos rectifique y acepte su última oferta después del ultimátum que el candidato a la presidencia, Pedro Sánchez, le dio ayer por la tarde telefónicamente al líder de Podemos, Pablo Iglesias, a pocas horas de que dé comienzo la segunda votación de investidura.

Fuentes socialistas dijeron a Europa Press tras hacerse público el documento de exigencias de Unidas Podemos y el de la última oferta del PSOE, que están esperando a que el partido de Pablo Iglesias «rectifique» y «entren en razón», porque su propuesta implicaba aceptar un coogobierno.

La última oferta socialista consistía en una vicepresidencia de Asuntos Sociales para la número 2 de Podemos, Irene Montero, además de los Ministerios de Vivienda y Economía Social; Igualdad; y Sanidad, Asuntos Sociales y Consumo.

Unidas Podemos rechazó esa propuesta porque en la misma no había competencias de Trabajo, Hacienda y Transición Ecológica.