España | Navarra | Política

Casado a Sánchez tras el pacto navarro: "Aquí no tiene ninguna petición que formular"

Pablo Casado junto a su nuevo portavoz en el Senado, Javier Maroto

Pablo Casado junto a su nuevo portavoz en el Senado, Javier Maroto EFE

El presidente nacional del PP, Pablo Casado, ha comparecido ante la prensa tras una reunión de la Junta Directiva Nacional en la que ha dado la vuelta a la cúpula popular y nombrado portavoces del Congreso y del Senado a Cayetana Álvarez de Toledo y a Javier Maroto, respectivamente. Y su comparecencia se ha centrado en dejar claro a Pedro Sánchez que no espere una abstención de ellos que permita investirle presidente del Gobierno. Como era de esperar, el pacto de los socialistas en Navarra, que necesita de la abstención de Bildu, convertida en «socio preferente», imposibilita, a juicio de los populares cualquier acercamiento.

«En Navarra pactan con Bildu, con los abertzales, y en el mismo acto nos piden la abstención», lo que constituye, ha dicho Casado «una humillación para las víctimas». Tras arremeter contra el homenaje que los proetarras dispensaron a «uno de los torturadores» del funcionario de prisiones Ortega Lara, ha destacado que «es difícil pactar con el PP, que tiene 20 víctimas del terrorismo, dos en Navarra, y recibir la abstención de Bildu». Recuerda que advirtió que «la hora  de la verdad para el PSOE era Navarra y (Sánchez) ha elegido». «Ya le digo- ha añadido- que no tiene ninguna petición que formular no se  le va a permitir que haga al PP responsable del bloqueo».

Que «nos  pille trabajando»

Con los cambios que ha introducido en el partido pretende estar preparado tanto para si hay finalmente investidura como si hay nuevas elecciones. El caso es que «nos pille trabajando». Dice tener «la conciencia muy tranquila porque la responsabilidad no es nuestra, sino de Sánchez». Ha agregado al hilo de esta reflexión que «más interlocución, diálogo y comprensión no hemos podido tener». Defiende que el PP «ha hecho todo lo que nos pedían» a la hora de tener alianzas en el bloque del centro-derecha en ayuntamientos y comunidades, en cambio, «no puedo decir lo mismo de la izquierda, que se ha peleado por cargos y prebendas».

En definitiva, «no nos merece respeto ni su candidatura ni el proyecto que presentó» Sánchez ante el Congreso de los Diputados en la sesión de investidura, hasta el punto de dudar de que realmente el presidente del Gobierno en funciones quiera su abstención. En este sentido ha subrayado que no existen disensiones internas en el PP, citando expresamente a Alberto Núñez Feijóo o Isabel Díaz Ayuso, respecto a si deben contribuir a desbloquear la  situación. La posición es «muy coordinada». Tampoco ha recibido llamada  de ningún empresario instándole a que permita la reeleción de Sánchez.

Asegura coincidir con Feijóo respecto a la posible abstención del PP

De hecho, Casado ha defendido que las palabras de Feijóo respecto a una posible abstención del PP «son idénticas a las que hice en sesión parlamentaria en el sentido de que no ha propuesto nada» el aspirante a la investidura. Éste «ha dado un portazo a cualquier posibilidad de llegar a un entendimiento con otros partidos que pudieran facilitar nuestra abstención», incluida en esa fórmula «un gobierno en solitario con aliados nuestros», en referencia a Ciudadanos

Interrogado por otro lado respecto a su intentará una suerte de «España suma» con Ciudadanos y/o con Vox en caso de adelanto electoral, ha expresado su disponibilidad al respecto. Es firme defensor de estudiar «cómo optimizar al electorado del centro y de la derecha, pero como espero que no haya elecciones y Sánchez no sea tan irresponsable, hablar de futuribles no tiene ningún sentido», ha sentenciado en la sala de prensa del PP.

Comentar ()