España | País Vasco | Política

Los líderes de la ‘contracumbre’ del G7: el hijo de ‘Josu Ternera’, Arnaldo Otegi y Marta Rovira

La Ertzaintza movilizará a 4.000 agentes, la mitad de su plantilla, en un dispositivo sin precedentes para garantizar la seguridad en el entorno de la frontera.

logo
Los líderes de la ‘contracumbre’ del G7: el hijo de ‘Josu Ternera’, Arnaldo Otegi y Marta Rovira
Egoitz Urrutikoetxea, hijo de 'Josu Ternera', durante la presentación de los actos de la 'contracumbre'.

Egoitz Urrutikoetxea, hijo de 'Josu Ternera', durante la presentación de los actos de la 'contracumbre'.

Resumen:

El departamento de Seguridad del Gobierno vasco ha anunciado hoy que movilizará a la mitad de la plantilla de la Ertzaintza, casi 4.000 agentes, para garantizar la seguridad de cara a la celebración de la cumbre del G7 en Biarritz entre el próximo 24 y 26 de agosto. El impresionante dispositivo, que en coordinación con la Guardia Civil, la Policía Nacional y la Gendarmería francesa se extenderá a ambos lados de la frontera blindará los cerca de 30 kilómetros que distan Irún de la localidad francesa donde se celebrará la cumbre.

El operativo de la Ertzaintza implicará a prácticamente todas las unidades del Cuerpo, desde Seguridad Ciudadana, hasta la Unidad Canina, la de Inteligencia, Explosivos o la de Rescate. Una de las principales amenazas es la celebración de la ‘contracumbre’, que tendrá sendas sedes a ambos lados de la frontera, en Irún y en Hendaya, y que comenzará el día 19 y no concluira hasta el día 26.

En la ‘contracumbre’, impulsada por plataformas como ‘G7 Ez’, se espera la llegada de alrededor de 10.000 personas, según sus organizadores. Promovida por la izquierda abertzale, y a la que se han sumado cerca de un centenar de organizaciones políticas, sindicales y sociales, están previstas cerca de medio centenar de charlas y talleres.

Entre ellos figura uno de “resistencia pasiva” ante posibles operaciones de las unidades antidisturbios de las policía. Entre los asistentes también se espera una delegación de los ‘chalecos amarillos’, algunas de cuyas movilizaciones derivaron en importantees disturbios en las principales ciudades francesas.

Otegi, Urrutikoetxea y Rovira

En la presentación de los actos del movimiento contra el G7 ha ejercido como portavoz el hijo de ‘Josu Ternera’, el históŕico dirigente de ETA detenido en Francia. Egoitz Urrutikoetxea es un significado líder de la izquierda abertzale en el País Vasco francés. Entre las mesas redondas y conferencias programadas está prevista la intervención, entre otros, del secretario general de EH Bildu, Arnaldo Otegi y la secretaria general de ERC, Marta Rovira, quien huyó a Suiza para evitar a acción de la Justicia por su papel en el ‘procés’.

Los organizadores de la contracumbre han “exigido” a la Policía española y francesa que se abstengan de intervenir en los actos programados en los próximos días. Han hecho un llamamiento a que estos se puedan celebrar pacificamente para loque se requeriría evitar “la provocación” de las fuerzas policiales. Han asegurdao que en cualquier caso su actitud será de resistencia pasiva, comportamiento en el que se van a impartir cursillos en vísperas de las accciones más importantes.

Entre ellas figura una manifestación entre Hendaya e Irún, con dos columnas de manifestacntes que confluirán en el centro de la localidad guipuzcoana. Además, el día 25 de agosto, el que acogerá la jornada principal de la cumbre, los promotores del ‘G7 Ez’ han convocado movilizaciones en siete puntos, entre ellos en los accesos a Biarritz, y en los que se procederá a bloquear los accesos para dificultar la llegada de los participantes a la cumbre.

A todo ello complicará el desarrollo de la cumbre la coincidencia con la operación retorno y que tradicionalmente en la frontera entre España y Francia provoca importantes retenciones. La consejería de Seguridad del Gobierno vasco asegura que tiene preparado el dispositivo para minimizar el impacto. Como medida de prevención se recomienda evitar el tránsito por la frontera de Irún durante esos días. No se descarta en determinados momentos que se proceda al cierre de la frontera.