Tras la tensión entre Isabel Díaz Ayuso e Íñigo Errejón, le ha tocado el turno al más votado, el portavoz del PSOE Ángel Gabilondo. El profesor universitario ha denunciado el uso de la libertad que propone el PP. “Todos somos lbres pero no todos entendemos la libertad de la misma manera. La señora candidata se abriga en un grito: Madrid está en peligro”. Para a continuación preguntarse: “¿Qué reinvindicación abstracta es esa que conculca libertades? ¿Qué libertad está en peligro en Madrid? ¿Decenas de diputados representamos la izquierda totalitaria?”.

“Han perdido más de 800.000 votos y 42 escaños desde 2011”, ha valorado el portavoz socialista durante la sesión de investidura de Díaz Ayuso. “Y otras formaciones parecen encantadas de que sigan en el poder. No creo que sea ni necesario explicar por qué Madrid necesita alternancia y regeneración”.

Gabilondo ha atacado la política de bloques, “mientras Ciudadanos no ha querido reunirse ni con el PSOE ni conmigo”. “La investidura de hoy no augura estabilidad”.

“Superioridad moral”

En su turno de respuesta, Díaz Ayuso ha interpretado varias veces la definición de socialismo -“el periodo de crisis que pasa entre Gobiernos del PP”-, ha dudado que a la izquierda “le importe la libertad, subidos al púlpito de la superioridad moral” y ha afeado al PSOE sus resultados: “El PSOE se ha estancado porque mantiene los mismos diputados en esta Cámara habiendo más diputados”.

Ayuso no se ha contenido y ha vuelto a blandir la “superioridad moral” de la izquierda, además de acusar a este arco parlamentario de “arrogarse la lucha contra la pobreza”.

Gabilondo ha contestado a todo. “Tenemos 80.000 votos más, somos primeros y nos estancamos. Qué forma más rara de entender la política, habiendo más partidos en esta Cámara”. Sobre las acusaciones sobre la superioridad moral, el portavoz socialista ha dicho que no ha “venido a hacer terapia de grupo. Soy de la opinión de decir lo que uno piensa, pero no lo que a uno se le ocurre”.

“Díganos que eso es machismo”

Sobre la pobreza, Gabilondo ha asegurado haber consultado “datos del INE, de Save the Children y de la propia Comunidad de Madrid” para informarse de la pobreza. “Y quiero que se sepa que en Madrid hay desigualdad y exclusión”, acusando a la candidata de no mencionarla en el discurso. Un discurso para el que ha citado a Hegel: “Nada se hace sin pasión”. En este punto, Díaz Ayuso se ha dirigido a un compañero de bancada a pedir información. “Dígale lo que tiene que contestar, y luego díganos que eso es machismo”, ha cargado el orador socialista.

“Ni Madrid ni La Rioja recibieron subvenciones porque no registraron el aumento de menas”, ha denunciado Gabilondo. Y ha abroncado a la bancada oficialista: “Moviendo el dedito no se refuta, moviendo el dedito uno se abanica”.

En su réplica, y a pesar de que Gabilondo ha afirmado que quería “hablar solo de Avalmadrid y no hacer ninguna interpelación personal”, la candidata popular ha dedicado 15 minutos a defender a su familia. “Ustedes no tienen ni idea de mi familia”. Ha recordado la enfermedad de su padre y ha declarado que ella adoptó un camino aparte. Así ha concluido la investidura más bronca.