Política

Guardias civiles echan las cuentas a Interior: faltan 118 millones para la equiparación

La Asociación ASESGC ve insuficiente la cifra de 807 millones comprometida y dice que el informe de la consultora externa que Grande-Marlaska ha dado por bueno no da respuesta a lo que se le encargó: "Para este viaje no hacían falta estas alforjas"

logo
Guardias civiles echan las cuentas a Interior: faltan 118 millones para la equiparación
El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska. M. INTERIOR

Resumen:

La Asociación Escala de Suboficiales de la Guardia Civil (ASESGC) cifra en al menos 118,35 millones de euros la partida adicional que tendría que consignar el Ministerio del Interior para que se alcance la equiparación entre las nónimas de los policías nacionales y guardias civiles con las de los Mossos. La cantidad se eleva hasta los 164,87 millones si se desglosan los empleos de los suboficiales de este Cuerpo (sargento, sargento primero, brigada, subteniente y suboficial mayor) y se comparan con sus homólogos de la Policía de la Generalitat.

Así se detalla en el informe de alegaciones que esta asociación profesional ha presentado ante la Secretaría de Estado de Seguridad tras analizar exhaustivamente el documento elaborado por Ernst&Young Abogados, entregado a los representantes de los policías nacionales y guardias civiles a finales del pasado mes de julio.

Este informe era un trabajo clave para determinar si los 807 millones de euros que en marzo de 2018 Interior se comprometió a desembolsar en el trienio 2018-2020 para recortar la brecha salarial de policías nacionales y guardias civiles con los mossos -tras el despliegue llevado a cabo en Cataluña por el referéndum de autodeterminación del 1-O de 2017- eran suficientes para alcanzar la equiparación «total y absoluta» o, por el contrario, se requería habilitar una partida adicional.

En su informe, la consultora externa deja claro que, a requerimiento de la Secretaría de Estado de Seguridad, los 807 millones acordados entre los sindicatos policiales y las asociaciones profesionales de la Guardia Civil que firmaron el acuerdo «son el marco total y absoluto» en el que se basa su análisis. Así lo detalla Ernst&Young después de que en la primera versión entregada -devuelta por Interior con el argumento de que no cumplía el pliego de prescripciones- reconociera que dicha cantidad era «insuficiente» para alcanzar la igualdad retributiva.

ASESGC concluye que el informe de la consultora no da respuesta al encargo: «Para este viaje no hacían falta estas alforjas»

ASESGC concluye que la cifra comprometida por Interior «debe ser mayor» para que pueda darse por cumplida realmente la equiparación salarial con los Mossos d’Esquadra, al tiempo que recuerdan que el acuerdo publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) incluía una cláusula por la que el Gobierno se comprometía a llevar las «correcciones» que fueran necesarias si la auditora ponía de manifiesto que la cantidad comprometida era insuficiente.

Según expone esta asociación de la Guardia Civil en sus alegaciones, el desglose de los puestos de trabajo ocupados por cada uno de los empleos que integran la escala de suboficiales para poder compararlos con los asimilables en los Mossos -no se detalla en el informe de Ernst&Young, que reconoce que la Generalitat no ha aportado los datos requeridos para poder llevar a cabo dicho trabajo- supondría un incremento de entre 24,07 y 70,52 millones de euros.

En paralelo, ASESGC no pasa por alto que de los 807 millones habría que descontar 44,42 millones por ser conceptos que no tienen carácter retributivo (vestuario y plus de residencia), como pone de manifiesto la consultora en su trabajo.

Gratificaciones y condecoraciones

La asociación también entiende que han de excluirse del cálculo aquellos conceptos que, aun teniendo naturaleza salarial, «son percibidos por un número de miembros de ambos Cuerpos muy concretos y determinados y en ningún caso tienen carácter general». En concreto, se refiere a gratificaciones por servicios extraordinarios, cruces y condecoraciones y sentencias judiciales, lo que suma otros 49,93 millones.

Más allá de las diferencias económicas expuestas, ASESGC considera que el informe de Ernst&Young que el Ministerio del Interior ha dado por bueno «no cumple las prescripciones técnicas del contrato», por cuanto ni se analizan las retribuciones específicas de cada uno de los puestos de trabajo ni existe un estudio comparativo entre las retribuciones de la Policía Nacional y la Guardia Civil. Y ambas condiciones se detallan en el pliego que reguló la contratación.

«El análisis de las retribuciones de la Guardia Civil y la Policía Nacional es burdo e incompleto, basado exclusivamente en datos agregados y sin descender a los específicos puestos de trabajo del catálogo de cada uno de los Cuerpos, que es lo establecido en el pliego de prescripciones técnicas. Y sin que los empleos de la escala de suboficiales estén desglosados por funciones como los de la escala de cabos y guardias, no habiéndose realizado una homologación funcional en ningún caso», concluye.

La asociación advierte de que no se ha tenido en cuenta el aumento de plantilla, lo que aleja el objetivo de la igualdad retributiva

ASESGC recuerda que el acuerdo firmado por el anterior equipo de Interior con cuatro sindicatos policiales (SUP, CEP, UFP y SPP) y siete asociaciones profesionales de la Guardia Civil (AUGC, AEGC, UO, APROGC, UniónGC, ASESGC y la Asociación Profesional de Cabos) no circunscribía el análisis comparativo a realizar por la auditora a los referidos 807 millones como «marco inamovible», como ha terminado imponiendo la Secretaría de Estado de Seguridad. «Para este viaje no hacían falta estas alforjas. Si el trabajo ya estaba hecho, ¿para qué se contrata una consultora externa?», se pregunta retóricamente.

La asociación reprocha que Ernst&Young ignore en su trabajo que no se han aportado los 100 millones comprometidos para incentivar el reingreso del personal personal en reserva y de segunda actividad y que no aluda a la variación del porcentaje de reparto del segundo tramo, abonado el pasado mes de abril y en el que se elevó la distribución un 1,73 % en favor de los policías nacionales.

También reclama que se aporte la cifra de casi cinco millones de euros por decesos, bajas, excedencias y permisos que no fueron ejecutados en el presupuesto de 2018, así como la cantidad que por estos mismos conceptos se hubiera acumulado durante el pasado año.

Reunión con Interior

Igualmente, ASESGC lamenta que la consultora no haya tenido en cuenta el incremento de efectivos que iba a experimentar la Guardia Civil desde que se firmó el acuerdo -el cálculo se hizo sobre una plantilla de 75.773 funcionarios, 3.377 menos de los que se contabilizan a 30 de junio de 2019 y casi 5.000 menos de los que se prevé en 2020-, lo que tampoco ayudará a recortar la brecha salarial. «Este hecho debe servir para poner de manifiesto la imposibilidad de llegar a las cifras que se barajaron en un principio y que ahora debería de corregir el Ministerio del Interior», plantea.

La secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella, se reunirá el 12 de septiembre con representantes de los sindicatos policiales y de las asociaciones profesionales de la Guardia Civil en un encuentro en el que éstos expondrán su valoración sobre el informe de la consultora una vez analizado. Todos coinciden en que Interior ha presionado a la auditora para que se circunscribiera a los 807 millones comprometidos para el trienio 2018-2020 y en que dicha cantidad es «insuficiente» para alcanzar la equiparación salarial.