Política 'CASO SOULE'

El juez del 'caso Villar' investiga un amistoso entre España y Haití en Estados Unidos

El instructor pide a la Federación Haitiana de Fútbol los contratos para la celebración del encuentro disputado en Miami y cuya recaudación se destinó en parte a reconstruir el país caribeño / La Audiencia Nacional tramita otra comisión rogatoria a EEUU

logo
El juez del 'caso Villar' investiga un amistoso entre España y Haití en Estados Unidos
Fernando Torres controla un balón durante el amistoso disputado en 2013 en Miami entre España y Haití.

Fernando Torres controla un balón durante el amistoso disputado en 2013 en Miami entre España y Haití. EFE

Resumen:

El juez del ‘caso Villar’ investiga también la organización del partido amistoso que las selecciones de España y Haití disputaron en Estados Unidos en junio de 2013 y cuya recaudación se destinó parcialmente a la reconstrucción del país caribeño tras el devastador terremoto de 2010.

Según ha podido conocer El Independiente, el Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional ha tramitado una comisión rogatoria a fin de que la Federación Haitiana de Fútbol aporte los contratos relativos a la organización y celebración del citado encuentro. Éste se desarrolló en el Sun Life Stadium de Miami (Florida) el 8 de junio de 2013 y terminó con victoria de España por 2-1 (goles de Santi Cazorla y Cesc Fábregas).

La Embajada de España en Puerto Príncipe presentó el pasado 7 de agosto en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Haití la petición de ayuda judicial cursada por el juez Santiago Pedraz en el marco de la instrucción del caso Soule, en el que figuran como investigados -entre otros- el ex presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF) Ángel María Villar y su hijo Gorka. En un correo electrónico enviado el pasado 23 de agosto, que consta en las actuaciones, la segunda jefatura de la Embajada confirmó a la Audiencia Nacional que había presentado ya el escrito y que ese mismo día se había reunido el cónsul de España con el director de Asuntos Jurídicos del Ministerio de Asuntos Exteriores haitiano.

Una de las líneas de investigación impulsadas por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, la Fiscalía Anticorrupción y el juez Pedraz trata de determinar si la RFEF -en la etapa de Villar como presidente- promovió la organización de partidos amistosos entre la selección nacional y otros combinados internacionales que propiciaban la contratación de servicios con una empresa administrada por Villar júnior.

El instructor pide a la Federación Haitiana de Fútbol los contratos para la celebración del encuentro disputado en Miami en junio de 2013

El partido contra Haití en Miami tuvo lugar tres meses antes de otro de los encuentros que se encuentra bajo la lupa de los investigadores desde el inicio de la instrucción: el España-Chile disputado en Ginebra (Suiza) el 10 de septiembre de 2013. Éste es uno de los 12 partidos amistosos bajo sospecha, según detalló el instructor en el auto por el que envió a prisión provisional a Villar en julio de 2017. Los otros fueron los disputados contra Corea del Sur (2010 y 2012), Venezuela (2011 y 2012), Chile (2008, 2011 y 2013), México (2010) y Argentina (2011 y 2017).

En la mayoría de los casos existe una «inmediación temporal» entre el partido disputado por la selección española y la contratación de los servicios de Gorka Villar -a través de su sociedad Sport Advisers SL- «por parte de la federación a la que afecta el encuentro deportivo», sostiene el titular del Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional.

Los contratos de Gorka Villar

Los pagos de mayor cuantía fueron los que Sport Advisers SL recibió de la Federación Argentina de Fútbol (AFA) en la etapa de Julio Grondona -fallecido en 2014- como presidente. Al mes siguiente del segundo partido entre España y Argentina, disputado el 7 de septiembre de 2010, la sociedad de Gorka Villar firmó un contrato de asesoramiento con dicha federación por el que percibió 120.000 euros en 2011 y 100.000 euros en 2012.

El juez Pedraz quiere ahora disponer de los contratos que sustentaron la organización del encuentro España-Haití de 2013 para conocer qué empresa intermedió y cuáles fueron los términos económicos del acuerdo para la celebración de aquel encuentro de preparación para el combinado de Vicente del Bosque de la Copa Confederaciones. Ese amistoso tuvo un componente benéfico: un euro de cada entrada vendida se destinó a la reconstrucción del país caribeño, asolado por el terremoto registrado en enero de 2010.

La dirigida a las autoridades haitianas no es la única comisión rogatoria que ha tramitado el Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional en relación con el caso Soule. También ha solicitado auxilio judicial a EEUU para tratar de esclarecer la participación que pudieran tener en los hechos que se investigan las sociedades Soccer United Marketing LLC y Relevent Sports LLC, ambas con sede en Nueva York. Ésta última ha demandado a la FIFA y a la Federación de Fútbol de Estados Unidos (USSF) por impedir la organización en Miami del partido de la Liga Girona-FC Barcelona de la pasada temporada.

Pedraz ha tramitado una comisión rogatoria a EEUU para esclarecer la relación de dos firmas de Nueva York en los hechos investigados

En una diligencia firmada este lunes, la letrada de la Administración de Justicia que sirve en el Juzgado Central de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional hace constar la petición de información complementaria formalizada por el magistrado de enlace con EEUU a fin de que las autoridades del país norteamericano accedan a emitir el requerimiento de documentación sobre las citadas sociedades.

El juez Pedraz ya se ha dirigido a la parte del caso que ha solicitado dicha comisión rogatoria concrete la participación que Soccer United Marketing LLC y Relevent Sports LLC hayan podido tener en los hechos que se investigan en el caso Soule. «Las autoridades españolas deben explicar cómo estas compañías están conectadas a la supuesta conducta criminal y cómo la documentación solicitada ayudará al tribunal a establecer si la conducta delictiva ocurrió o no. Las autoridades estadounidenses necesitan saber si la solicitud debe ser confidencial y, en caso afirmativo, deberá explicarse por qué», se lee en la diligencia.